Publicidad
Seis actividades para que disfrutes con tus amigos
11:00 AM / 07/06/2019 - Agencias
Agencias

La energía que tenemos en la infancia es interminable. Puedes estar horas corriendo y saltando. Por desgracia, la tecnología le está arrebatando el sitio a los juegos que tanto necesitas para tu crecimiento. Estas 6 actividades son geniales para propiciar el acercamiento entre tus compañeros. Trabajarás en equipo, te integrarás y todos se conocerán mejor.

1. La búsqueda del tesoro

Se establecen varios equipos, y el adulto esconde un “tesoro” en un sitio secreto. Des ir averiguando mediante pistas dónde está. Cada pista contiene un acertijo que les sugiere donde se encuentra ubicada la siguiente.

Un parque grande es el lugar ideal para llevar a cabo este juego. Cada grupo debe sacar a relucir su ingenio y sus dotes de detective, lo que fortalecerá el compañerismo.

2. Maquillaje a ciegas

El maquillaje a ciegas es tremendamente creativo. Se dividen en parejas, uno enfrente del otro. Uno de ellos se tapa los ojos con una venda y debe maquillar al otro. Aunque hay algunos que al principio se niegan, todos acaban riéndose muchísimo con este juego. Es recomendable que sean pinturas fáciles de quitar.

3. La gallinita ciega

Este es un clásico de todas las épocas. Un niño o niña elegido se venda los ojos y debe colocarse en el centro de un círculo formado por los demás. Estos no pueden salir de un determinado parámetro. El que tiene los ojos vendados debe tratar de tocar a alguno de los otros y, mediante el tacto, adivinar quién es.

4. Abuelita, abuelita

Se trata de una de las mejores actividades divertidas para niños porque les permite conocerse mejor. Un seleccionado será la “abuelita” y los demás los “nietos”. La abuela se coloca e la meta y los demás en una línea a varios pasos de distancia. Los participantes van haciéndole preguntas sobre sus gustos, y según si aciertan o no, la abuelita les pide que avancen o retrocedan.

5. ¿Quién teme al lobo?

Este es un juego de acción. Un elegido es el “lobo”, que se coloca delante de la meta. Los demás son los “pastores”, que deben agarrarse de la mano formando una fila. Al grito de “¿Quién teme al lobo?”, ellos deben responder “¡Yo no!” y echar a correr hacia él tratando de llegar a la línea de meta. Si el lobo agarra a alguien o algunos se sueltan de las manos, pasan a formar parte del ejército del lobo. El juego termina cuando solo queda un solo pastor. Si este consigue no ser atrapado por los lobos, gana.

6. El teléfono roto

Los niños se sientan en el suelo formando un círculo. Uno de ellos le dice una frase muy rápido al de su derecha, y lo que este haya entendido debe hacérselo saber al siguiente. Cuando llegue el mensaje de nuevo al primer emisor, será algo completamente distinto. Las reglas de esta actividad son fundamentalmente dos: no repetir la palabra aunque el otro no la entienda y hablar lo más rápido posible. Es un juego realmente gracioso y que suele hacer las delicias de los más pequeños.

¿ Te gustó la nota ?

Lo más visto

Cómo hacer unas ricas y divertidas palmeras de frutas