Publicidad
¿Sabes lo que significa tu nombre?
08:00 AM / 22/05/2019 - Agencias / G. Trujillo
Agencias

Todos tenemos curiosidad por conocer el origen de las palabras y especialmente los nombres. PITOQUITO te ofrece este diccionario para que te animes a aprender más sobre las riquezas de la lengua castellana.

¿Sabías que los nombres de las personas tienen un significado? Pues sí, cada cual tiene una explicación, tiene su historia.

El lingüista Tito Balza Santaella, autor de “Tu nombre ¿sabes lo que significa”, nos dice que “las fuentes de los primitivos nombres eran las plantas, los animales y cualquier otra cosa de la naturaleza; en general cosas visibles y perceptibles como los astros del cielo”.

La onomástica es la ciencia que estudia el origen de los nombres. Pero el área que se dedica a la investigación de aquellos que pertenecen a los seres humanos es la antroponimia.

Su historia

Los nombres semitas, los más antiguos -explica el estudioso de la lengua española- consistían en dos elementos combinados para resultar inteligibles. Algunas veces hasta tres. Por ejemplo: Eli-sa- beth, en el que cada sílaba tenía un significado distinto.

Los griegos fijaban el nombre del niño entre el séptimo y décimo día después del nacimiento. Y el hijo mayor era llamado como el abuelo.

Los apodos eran frecuentes, señala el lingüista. El filósofo Platón era llamado así porque tenía los hombros anchos. Pero su verdadero nombre era Aristocles. Aristos>el mejor y kleos>gloria.

En Roma los ciudadanos tenían tres nombres: el prenombre, el nombre y el sobrenombre.

Por ejemplo, Marcus- Tullius- Cicero. Marcos Tullios sería el nombre central. Y Cicero representaba el sobrenombre que significaba verruga. Así que Marcus Tullios era el hombre de la verruga, apodo por el cual es más conocido en la historia.

Con la colaboración del lingüista Tito Balza Santaella, autor de la obra “Tu nombre ¿Sabes lo que significa?”, te presentamos más denominaciones con su significado:

ADONIS:del griego Adonis. De origen mitológico, Dios de la belleza varonil. Hijo de Fénix y de Alfesibea, princesa de Arcadia.

ÁLVARO:del germánico Alwar, de All, ‘todo’, y Wers, ‘prudente’. Muy prudente. Enteramente precavido. Totalmente atento. Del germánico Athal-ward. Guardián noble. Del árabe Albarca. Afueras o suburbios de una población. El que vive en los suburbios. Arrabales.

AMALIA:del árabe Abeja del hogar. Del griego Amalos. Tierna, suave. Amorosa. Amistosa. Del germánico Amal. La luchadora. La activa. La trabajadora.

ARTURO: del céltico Artos, ‘oso’. Guardián de osos. Del céltico Art, ‘piedra’. El sólido. El fuerte. Del céltico Ard, ‘alto, noble’. Del germánico Arktos-ouros. Guardían de la osa o del norte.

BENJAMÍN: del hebreo Ben, ‘hijo’, y Jamin, ‘derecha’. Hijo de mi diestra. Hijo de la mano derecha. Hijo de mi felicidad. Hijo predilecto. Último nacido.

BRÍGIDA:gaélico Bridgid. Céltico Brigh. Fuerte. Alta. Poderosa. Flecha poderosa. En hebreo, ciudad. Valle. La excelsa.

DANIEL:del hebreo Dan-i-Él. Mi juez es Dios. El juez de Dios. Dios es mi juez.

DIEGO:abreviación de Sant Yago, Santiago, a través de Tiago. Del Griego Didachos. Instruido.

EDUARDO:anglosajón Eadward, de Ead, ‘riqueza, propiedad’, y Ward, ‘guardián’. El guardián de la propiedad. El guardián de los tesoros. Rico guardián. Guardián del tesoro real. El que espera riquezas. Del germánico Hrodward. Guardián glorioso.

ENRIQUE:del germánico Haimirich, ‘morada, casa, patria’, y Rich, Riki, ‘jefe, caudillo, poderoso’, El jefe del hogar. El director de su morada. El príncipe de la casa. El gobernador de la nación. El rico en fincas.

ESTEBAN: del latín Stephanus, del griego Stephanos, ‘guirnalda, corona’. El que rodea. El que ciñe. El coronado por la gloria. El felizmente coronado.

FELIPE: del griego Philippos, de Philos, ‘amigo’, e Hyppos, ‘caballo’. Amigo de los caballos. Jinete. Amante de los caballos. Aficionado de los caballos.

FÉLIX:del latín Felix. Feliz. Dichoso. Fértil.

GONZALO:del germánico Gundisalv, de Gundis, ‘lucha, combate, pelea’, y Alv, de Alfs; ‘elfo, blanco’. El elfo de la batalla. El genio del combate. Dispuesto a la lucha. Hombre dispuesto para el combate.

GREGORIO: del griego Gregorios. El vigilante. El que vela. El guardián.

GUILLERMO:del germánico Wihelm, de Vilja, ‘decisión, voluntad’, y Helm, ‘yelmo’. Aquél a quién su voluntad sirve de protección. Protector decidido. El que quiere proteger. Fuerte yelmo. El hombre del yelmo que lucha con voluntad.

HUMBERTO: del germánico Hun, ‘cachorro, osezno’, y Berth, ‘brillo, resplandor’. El brillo del cachorro. Oso famoso. Del germánico Huni, ‘gigante’. Distinguido como un gigante.

JOEL:del hebreo Joel. Jehová es Dios.

JULIO:del latín Iulius, ‘pelo de leche’. Criatura recién nacida. Ser tierno. Ser inocente.

OLGA:forma del ruso escandinavo Helga, de Heil, ‘alto, divino’ y, por extensión, invulnerable. La más sublime.

OMAR:del árabe de Amara, ‘construir, edificar, habitar, poblar’. El constructor. El edificante. El creador de la vida. También el longevo.

PABLO: del latín Paulus. Del griego Pauros. Pequeño. Insignificante. Débil. El apóstol Saulo, Saúl, ‘el deseado’, cambió su nombre por éste en señal de humildad.

PATRICIA:del latín la mujer noble.

RAÚL:del germánico Radulf, de Rât, ‘consejo’, y Wulf,‘ lobo’. El consejo del lobo. El guerrero que aconseja. Hruot, ‘fama, honor, alabanza’. El que tiene fama de valiente como lobo.

¿ Te gustó la nota ?
1Comentarios

1

Pedro Reyes 22/05/2019 08:24 AM

Fantástico. Pitoquito tan pequeño que es y ya enseñándonos porque el nació con un nivel de pensamiento mas MADURO de lo que parece.


Lo más visto

Manualidades para niños de 3 a 5 años fáciles y divertidas