Publicidad
Paso a paso aprende a cómo hacer coloridas pelotas antiestrés
08:00 AM / 04/09/2019 - Agencias
Agencias

Los juegos caseros se han vuelto populares por ser una manera de desarrollar algunas habilidades motoras, de aprendizaje y para compartir tiempo con los más pequeños de la casa mediante las manualidades. 

 

 

Las pelotas antiestrés son juguetes muy prácticos que permiten a los niños dejar fluir su imaginación, porque pueden apretar y modelar a su antojo. Su preparación es muy sencilla, se necesita:  

  • Tijeras
  • Embudo
  • Cinta adhesiva
  • Taza de medición (1/2 taza)
  • Botella de plástico vacía
  • Tres globos de tamaño estándar por pelota
  • El relleno que elijas: arena, arroz, alpiste (1/2 taza por pelota)

 

¿Cómo se hacen las pelotas?

Primeramente, se debe poner el embudo en la botella vacía. Vertir el relleno a través del embudo. 

 

Luego, inflar uno de los globos y sin dejar escapar el aire, fijarlo a la boquilla de la botella. Es un paso complicado que podría necesitar práctica.

 

 

Con el globo unido a la botella, dale la vuelta y deja que todo el relleno entre él.

 

 

Sacar el globo de la boquilla de la botella y dejar salir el aire restante.

 

 

Cortar la zona superior o del tallo para que quede de esta manera: 

 

 

Doblar hacia abajo el resto del tallo y deberá ser fijado con cinta adhesiva.

 

 

Con los otros dos globos, cortar una parte en la zona del tallo. Previamente, se recomienda estirar el hule ligeramente hacia afuera para hacer el corte más preciso, según el portal web Juegos Malabares. 

Con la boquilla del globo relleno hacia arriba, se deberá estirar el otro globo cortado para recubrir la zona abrierta y quede así: 

 

 

Finalmente, con el último globo hacer el mismo procedimiento de recubrir la pelota y quede totalmente cerrada.

Como punto de observación, en algunos ejercicios quedará una burbuja de aire en el interior del juguete, no te preocupes, con el paso de los días esta irá drenando y quedará lisa. 

¿ Te gustó la nota ?

Lo más visto

¡Rico y nutritivo!: Aprende cinco recetas sencillas para la lonchera escolar