Publicidad
El desayuno es vital: tips para preparar meriendas nutritivas
09:02 AM / 26/08/2019 - Camila Ríos
Agencias

Medidas tan sencillas como dar un buen desayuno a los niños antes de llevarlos a la escuela, equipar sus loncheras con meriendas nutritivas y velar porque mantengan una dieta balanceada pueden hacer una gran diferencia en su salud.

Aunque la buena alimentación de los más pequeños se vea afectada por el exceso de alimentos ricos en “grasas malas” y azúcares que saturan el mercado o por la falta de alimentos ricos en proteínas, tan común en tiempos de crisis, es importante cuidar el aporte nutricional que reciben los infantes. De esto depende la adquisición de la energía que requieren para desarrollarse adecuadamente y fortalecer su sistema inmunológico

“Actualmente la dieta común es rica en carbohidratos, síntoma de la crisis. Los alimentos ricos en carbohidratos son normalmente los más baratos. Sin embargo, estos no aportan la cantidad de calor que requiere nuestro cuerpo para funcionar debidamente, lo que puede resultar en desnutrición”, sentenció la nutricionista Hazel Anderson.

Para que nuestro organismo se encuentre en buen estado necesitamos ingerir los 5 grupos básicos: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales (estos dos últimos presentes en las frutas y verduras).

“Una buena merienda para un niño, en los tiempos que corren, es algún plato hecho a base de mango, cambur o mandarina. En el caso de una comida más elaborada, una buena opción es la de incluir un huevo o algo de queso, y así cubrir la cuota de proteína que el niño requiere, además de añadir algún jugo de frutas para incrementar el consumo de nutrientes”, agregó la especialista. 

 

Las bebidas azucaradas pueden ser reemplazadas por jugos naturales para una mejor nutrición 

 

Frutas como el mango, el cambur, la mandarina, la lechosa, la piña y la guayaba, acompañadas de productos lácteos, huevos o un poco de jamón, pan o gelatina, son buenas opciones para la merienda de un pequeño, que no se traduce en la eliminación de alimentos tradicionales y fáciles de preparar.

 

El mango es una excelente opción de merienda, ya sea solo la fruta, en jugo o como postre.

 

Otra observación que hacen los especialistas es la de separar la merienda del desayuno. Posponer el desayuno a la hora prevista para el recreo puede ser perjudicial para la salud del infante.

Luego de haber pasado sobre ocho horas sin ingerir alimentos (durante el sueño) se pueden generar problemas como la debilidad o falta de concentración cuando ese período de ayuno se prolonga. De hecho, según refiere la nutricionista Luisa Alzuru, escenarios hipoglicémicos pueden presentarse.

“Los niños no deben pasar más dos horas sin desayunar luego de despertarse. El desayuno debe hacerse temprano en la mañana y minutos después de empezar el día. En él se compromete hasta el 30% del aporte calórico necesario durante el día”, explica Alzuru.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California (EE UU) asegura que los niños que desayunan tienen mayor rendimiento académico y son más rápidos y hábiles a la hora de resolver problemas.

 

Los niños que desayunan consumen más nutrientes básicos.

 

Según el grupo de expertos, un factor a tener en cuenta es que los niños que desayunan generalmente comen más nutrientes básicos. Uno de los principales factores que reducen el desempeño escolar es que los pequeños estén expuestos al plomo. Un estudio del Environmental Health Journal revela que los infantes que desayunan diariamente tienen menos niveles de plomo en la sangre (un 15% menos) que los que se saltan esta comida.

¿ Te gustó la nota ?

Lo más visto

Importancia de la educación en diversos temas