Publicidad
Conoce las reglas para colocar el acento
08:00 AM / 09/01/2019 - Gabriela Trujillo Prado
Agencias

Las palabras tienen un acento, es decir, una mayor tensión en la pronunciación de una sílaba. A veces, marcamos el acento en la escritura con un signo gráfico (´) que se llama tilde, cuyo uso es muy importante puesto que ésta puede marcar la diferencia cuando pronunciamos o escribimos alguna palabra.

“Este pequeño trazo que colocamos sobre las sílabas tónicas se representa mediante una rayita, ápice o vergulilla oblicua”, como lo explica el profesor Tito Balza Santaella, en su obra “Problemas de la Acentuación”.

Recordemos que la sílaba tónica es aquella que se pronuncia con mayor fuerza dentro de una palabra. Por ejemplo: título, náufrago, depósito. Existen cuatro tipos de acento y una clasificación de palabras según el acento.

Entonces, estos pueden ser: prosódico o fonético, el ortográfico, el especial o adiptongo y el diacrítico. Los dos primeros son imprescindibles.


Clasificaciones:

El prosódico es el que se destaca en la voz pero no lo escribimos en palabras como mesa o calibre, entre otras. El ortográfico es el que colocamos sobre la vocal de la sílaba acentuada: triángulo, café, límite.

El diacrítico se utiliza para diferenciar funciones de palabras que se escriben igual pero tienen significado diferente. Por eso en ocasiones nos encontramos con monosílabos acentuados. Tal es el caso de tu y tú. El primero se refiere a la posesión de algo y el segundo es un pronombre personal.

El enfático se utiliza en palabras que tienen sentido de interrogación o exclamación. Algunos ejemplos son: ¿qué?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿cuándo?

Por otra parte, dependiendo del sitio donde se encuentre la sílaba tónica las palabras se clasifican en agudas, graves y esdrújulas. Conozcamos en qué consiste esta regla...


Agudas: llevan el acento en la última sílaba y se les coloca el acento ortográfico cuando termina en vocal, en “n” o en “s”. Ejemplo: papá, sofá, camión.


Llanas o graves: tienen el acento en la penúltima sílaba. Y se les marca la tilde cuando terminan en consonante distinta a “n” o “s”, o cuando hay hiato. Ejemplo: María, difícil, huésped.


Esdrújulas: llevan el acento en la antepenúltima sílaba y siempre llevan tilde. Ejemplo: sábado, música, mecánico.

Sobreesdrújulas: llevan el acento en la sílaba anterior la antepenúltima y siempre llevan tilde. Ejemplo: cuéntamelo, cómpraselo.
 

¿ Te gustó la nota ?
0Comentarios

Tema

de la semana
Azúcar y los efectos gastrointestinales