Publicidad
Aprendamos el valor de tener buen humor
08:00 AM / 12/01/2019 - Gabriela Trujillo Prado
Agencias

Se expresa con una sonrisa, con un gesto amable y valorando lo que nos rodea. Es energía para lograr los propósitos que nos fijamos, nos mantiene saludables de cuerpo y espíritu. Disfruta de lo que posees con el propósito de mejorar y tratar de superar con optimismo cada obstáculo.

¿Qué es la alegría? un pensador la definió como “el ingrediente principal en el compuesto de la salud” (A. Murphy).

Y qué sería de nuestros días si no tuviésemos cosas maravillosas por las cuales alegrarnos día tras día. O sin que nuestro rostro no expresara con una sonrisa la felicidad de vivir, de alcanzar una meta, de disfrutar y compartir con los amigos, de tener un ser querido a nuestro lado que nos apoya y nos enseña. De seguro estaríamos sumidos en el mal humor y la tristeza.

Siempre hay motivos para estar alegres. Aunque en ciertos momentos de la existencia las dificultades nos agobian, resulta muy importante vivir con optimismo y no perder el buen humor para superar los problemas.

Ortega y Gaset, filósofo y escritor español, dijo: “cuando no hay alegría, el alma se retira a un rincón de nuestro cuerpo y hace de él un cubil. De cuando en cuando da un aullido lastimero o enseña los dientes a las cosas que pasan...”.

Con un semblante jubiloso somos agradables a los demás. La alegría es energía para lograr los propósitos que nos fijamos, nos mantiene saludables de cuerpo y espíritu.

¡Alégrate!

Pero ser una persona alegre no es cosa fácil, sobre todo cuando algunos han experimentado el dolor (la muerte de un ser querido, un golpe o un accidente, por ejemplo).

Sin embargo, cada persona elige cómo afrontar las situaciones más adversas. La alegría es una actitud que se exterioriza con una sonrisa, con un gesto amable, con el amor y el valor que le damos a lo que nos rodea.

Esto no significa que no podamos experimentar el sufrimiento, tampoco se trata de evadir la realidad. Sino disfrutar de los que tenemos con el propósito de mejorar y mantener el optimismo ante las adversidades.

Goethe, escritor alemán se preguntó “¿Quién es el hombre más feliz?” y él mismo respondió: “Pues aquel que sepa reconocer los méritos de los demás, y pueda alegrarse del bien ajeno, como si fuera propio”.
 

¿ Te gustó la nota ?

Lo más visto

Cómo hacer unas ricas y divertidas palmeras de frutas