Publicidad

Actualizado hace 18 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:30 AM / 03/12/2018
¿Votos o balas?, por José Vicente Rangel
José Vicente Rangel Articulista

 1) El dilema es obvio. Para las nueva elección que se realizará en el país  —la número 25 en los casi 20 años del proceso bolivariano—, el próximo 9 de diciembre, habrá una definición importante que ya los voceros de algunos sectores de la oposición han percibido con claridad.

2) ¿A qué me refiero? A que grupos de oposición que  participaron en anteriores elecciones, cuestionando severamente la manera como las mismas se realizaban —en particular el desconocimiento del Consejo Nacional Electoral por considerar que éste era un instrumento del Ejecutivo para amañar los resultados— adoptan ahora una actitud diferente. Omiten los ataques al ente rector, insisten en que la única salida es la opción electoral, convocan a  participar, y otras tantas iniciativas que fueron despreciadas. En la práctica, se trata de un viraje que conviene registrar. Que se produce en la perspectiva de los comicios municipales del próximo 9 de diciembre.
     3) ¿Qué peso tiene, en el conjunto de la oposición, esta posición que se anuncia? ¿Cómo interpretarla? ¿Como una efectiva rectificación? ¿Como la confirmación de que el ataque a la vía electoral constituye un grave error? ¿O, acaso, la admisión de que el camino de la violencia definitivamente fracasó? Todo ello es posible. Hay sectores opositores y dirigentes que participan del debate que de manera abierta o soterrada se viene dando.
     4) Pero tengo la impresión que en este debate cobra fuerza la tendencia favorable a la revaluación del sufragio, así como al rechazo a la opción violencia. En uno de los foros que congregó un buen número de  analistas, dirigentes y observadores, adscritos todos a la tendencia opuesta al gobierno y que defiende posiciones distintas a las del chavismo, se clarificó que el abstencionismo, lo mismo que el llamado a la violencia, habían fracasado.  Además, se precisó que lo determinante era conocer qué vía se escogía para participar en la actividad política actualmente, ya que si no era la electoral, la institucional, la otra que quedaba como alternativa era la lucha armada, el golpe en combinación con militares y la dictadura. Esto, por cierto, lo expresó sin ambigüedad uno de los más destacados analistas de la oposición.
       5) No es fácil lograr un cambio en la actitud de la oposición, así ahora en su seno se incremente el número de los que vienen de regreso de duras posiciones antielectorales. Lo demuestra el hecho de que pese a la situación alarmante de desorganización, de carencia de liderazgo y de proyecto, persistan factores internos en rechazar la alternativa institucional, cuestionen  la participación en las elecciones municipales del 9 de diciembre, y se preparen para algo aún más absurdo, como es el desconocimiento de la reelección del presidente Nicolás Maduro y la toma de posesión prevista para el próximo 10 de enero. Que exista toda una confabulación con gobiernos en el exterior para desconocer un evento electoral impecable, que se efectuó en el marco de la paz, la participación del pueblo y el ordenamiento legal. Quienes cuestionan la reelección de Maduro están haciendo lo mismo con los más de dos millones que votaron por Henry Falcón y con el millón que hizo otro tanto sufragando por Javier Bertucci. En el fondo, se trata  de otro  coletazo de la ultraderecha fascista que no renuncia a su vocación golpista y acata sumisamente los mandatos de la Casa Blanca. ¿Se prepara el montaje de otro espectáculo para el próximo 10 de enero, no importa su costo? La experiencia aconseja estar alertas. En concreto: para un sector opositor apuntalado por los gobiernos de EE.UU., la Unión Europea y los cipayos de la región latinoamericana, el dilema es Votos o Balas.-

 Claves secretas
•EL PRÓXIMO domingo 9 estaremos  votando una vez más. En esta oportunidad lo haremos para elegir concejales, es decir, las personas que están más cerca de los ciudadanos, de ahí la importancia del evento. Aparte de esta circunstancia que es de mucha significación por razones más que obvias, está la política. En el universo de los comicios venideros está presente una realidad que recoge fielmente la alineación del país. De acuerdo a las encuestas, una mayoría es partidaria de sufragar, en primer lugar el chavismo, a lo que se agregan sectores de la oposición que regresan de una posición abiertamente abstencionista. ¿Cuál es su volumen en la actualidad? Resulta difícil determinarlo, pero son unos cuantos votos. Está, por otra parte, el contingente de los irreductibles a no participar, cuyo porcentaje es impredecible. Y existe una amplia franja conformada por los que no le atribuyen importancia a votar en unas elecciones para integrar los Concejos Municipales y aquellos que están decepcionados de la política, desmotivados, y optan por hacer algo distinto a concurrir a los centros electorales…
•¿QUIE SE  impondrá en este panorama? Por ahora existe incertidumbre sobre la afluencia de votantes, pero hay que tomar en cuenta que el venezolano tiene debilidad por el voto y que todas las encuestas registran en sus resultados que los ciudadanos quieren salidas cívicas y democráticas…
•LA MUERTE de Alí Rodríguez Araque es un aldabonazo en la conciencia de los venezolanos. Transitó la política con honestidad, con lealtad a los principios, con coraje y patriotismo. Ocupó altas posiciones del Estado y salió de ellas ileso de acusaciones y sospechas. Con lo  cual demostró que es posible ejercer altos cargos públicos sin caer en la charca de la corrupción. Muchas veces expuso la vida por la causa en la cual creyó. Era un hombre de carácter y de firmes convicciones, y siempre se manejó con humildad. Alí Rodríguez Araque combinó la condición de hombre de acción con la del intelectual. Fue a cabalidad escritor, orador, teórico. Experto en el tema petrolero también volcó en libros y ensayos su conocimiento de la lucha armada, la política, los partidos, la vida en general. Pocas veces se da en un ser humano tanta dignidad, desprendimiento y lealtad a las mejores causas. Cultivé su amistad y tengo la sensación de que a través de ella estuve muy cerca del verdadero significado de esta palabra. Mi condolencia a sus familiares, amigos, y paz a su alma…
•EL ASESINATO en Chile del comunero mapuche de 26 años, Camilo Catrillarca, revela las contradicciones en que se debate la democracia de esa nación, presentada como modelo. El tema de la comunidad mapuche al sur del territorio, se complica día tras día por los poderosos intereses que allí se manejan, el poder de la oligarquía y la visión que al respecto tiene un Estado autoritario, pinochetista. Hasta ahora el problema se complica y por ninguna parte surge la respuesta racional. Al contrario, el gobierno actual de Piñera, que ofreció soluciones democráticas e institucionales, naufraga en medio de graves contradicciones. Una de ellas, pretender resolver mediante una política de fuerza una situación que reclama fórmulas políticas. Es lo que explica que una iniciativa del gobierno, consistente en entrenar a un equipo de carabineros --nada menos que en Colombia-- en lucha anti subversiva, creando el “Comando Jungla”, sea el autor del asesinato de Camilo Catrillarca, hecho que ha generado una explosión de protesta en todo el país, así como la consiguiente represión (brutal) en las calles de Santiago y de otras ciudades de Chile.-

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS