Publicidad

Actualizado hace 9 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:15 AM / 19/12/2018
¡Vienen los rusos!, por Carola Chávez
Carola Chávez

 “¡Ay, papá!” celebraron voceros del antichavismo cuando Trump dijo, refiriéndose a Venezuela, que todas las opciones estaban sobre la mesa, incluyendo la militar. Por las redes, frente a los micrófonos, en cualquier tarima llevan años pidiendo una intervención internacional para nuestro país. Peones de una guerra que nos quieren imponer, cipayos que anticipan la destrucción de su país y salivan al imaginar a los marines pisoteando nuestra tierra, bañándola de sangre y uranio empobrecido. “Como a Gadafi” han expresado, en voz alta y sin una pizca de vergüenza, sus deseos para Chávez, entonces y hoy para Maduro.

Durante años han soñado con el día de la venganza. Por las redes han descrito lo que harían a todo el que alguna vez apoyó al chavismo. Tienen hasta un psicólogo tuitero que hace proclamas de exterminio total en nombre de la arrechera. Hay gente que le da retuit, esperando que llegue el día de ir a buscar a su vecino. “¿Dónde te vas a meter?”

Sociópatas entrenados en Paracolandia son paseados por ese club del saqueo que llaman “la comunidad internacional, primero como presos políticos y luego, como adalides de los derechos humanos. ¡Fuego, fuego, fuego! Y son defensores de la democracia los que sabotean elecciones, los que se abstienen, los que desconocen los resultados y prometen traer las pruebas mañana.

“La testigo Betzy no se presentó”. Y son valientes patriotas la sifrinas que pagaron el lobby, una para mostrarle las rodillas al genocida George W. Bush, y la otra para pelarle el diente a Donald Trump a ver si embrujados por sus encantos nos invaden de una vez. “¡Fuerza es fuerza!” y “¡Fuerza y fe!”

Y en cada agenda de agresión a Venezuela están sus firmas suplicantes. Y le ruegan a Duque que tenga los cojones que a Uribe le faltaron. Y le piden al Dios de Pare de sufrir que ilumine a Bolsonaro, a Macri al que sea, pero que nos invadan ya.

Y se devela la proximidad de sus planes asesinos y la sifrina, en tono de malvada loca de telenovela mala, tuitea: “Quién está chorreado?”. Y, para disuadir la locura, llegan unos aviones Rusos, porque no solo nosotros queremos la paz. Entonces, los peones de la guerra gringa, al ver que en su tablero soñado no solo juegan las blancas, chillan: “¡Maduro quiere guerra!”. Chillan porque saben que la hemos vuelto a frenar.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
NOTAS RELACIONADAS
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEOpinión
Ver más