Publicidad

Actualizado hace 22 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:44 AM / 06/12/2018
Venezuela: Tareas Pendientes
José Lombardi @lombardijose

Entender lo que ocurre hoy en Venezuela es complejo sin embargo tratare en este breve artículo de explicar un fenómeno político, económico y social que seguramente será estudiado por décadas y servirá, o así lo espero para que situaciones parecidas a esta no vuelvan a repetirse en la historia de la humanidad, la tragedia venezolana debe ser un testimonio negativo en la cadena evolutiva de la civilización, un atentado contra la modernidad y el ser humano, lo más parecido a una guerra.


El primer aspecto para entender nuestra tragedia común tiene que ver con la entrega de Venezuela a manos de un régimen antidemocrático y atrasado como es el cubano, cuyo único interés es la permanencia del poder a cambio del sufrimiento de un pueblo dominado por el hambre y la represión, 60 anos han transcurrido de un proyecto convertido en sistema con pretensiones de ser ejemplo para el mundo, apoyado por naciones comunistas fracasadas que hoy gracias al capitalismo vuelven a ser potencias mundiales, una paradoja que de alguna manera exige revisar las debilidades de la Democracia, hoy a mi modo de ver puesta en peligro.


A este primer aspecto le debemos agregar una sociedad venezolana que demostró tener debilidades estructurales en su formación democrática, habiendo sido ejemplo para el mundo apenas hace unos 50 años atrás hoy ha sido incapaz de sacudirse un sistema antidemocrático, cuando a Octavio Lepage en una de las últimas entrevistas que le hicieron le preguntaron: “¿En qué falló la generación a la que usted pertenece? Creo que fallamos al olvidarnos de que, para arraigar y dar frutos, la democracia necesita una tierra abonada.


 Venezuela era un país muy atrasado económicamente, con un alto porcentaje de analfabetismo, azotado por el hambre y las enfermedades, y nosotros actuamos tácitamente como si Venezuela fuese un país con un mayor desarrollo educativo, cultural y ciudadano. Olvidamos que, además de construir obras materiales, había que fortalecer la capacidad y la conciencia de la gente para que fuese sustento poderoso de la democracia.”


A la cubanización y debilidad democrática, hay que agregarle la inserción de Venezuela en un contexto geopolítico mundial complejo y dividido, algo similar a la experiencia Siria de estos últimos tiempos, presas disputadas por los poderosos depredadores que dominan el mundo para satisfacer sus pretensiones de dominación, con consecuencias devastadoras para estos pueblos oprimidos cuyas elites incapaces de ponerse de acuerdo lo hipotecan a cambio de apoyo por mantener o alcanzar el poder, todo un accionar reprochable y vergonzoso.


En esta elite fracasada y vanidosa, emerge el factor militar que junto al económico actúa detrás del político para que en las sombras saqueen las riquezas de la nación, sin importar la necesidad de los mas pobres quienes representan el grueso de la población, herederos de la cultura del aprovechamiento de lo público, lo que los venezolanos conocemos como “pónganme donde haiga” herencia maldita que pasa de generación en generación, obstruyendo el libre desarrollo ciudadano y democrático que debe tener cualquier nación, acumulación de vicios que dan como resultado una estructura de pecados difícil de romper.


Aquí he tratado de sintetizar los males que aquejan nuestra sociedad que al mismo tiempo se convierten en objetivos por derrotar, el transitar hacia la democracia y la ciudadanía siguen pendientes, no sé cuántas generaciones tendrán que pasar para lograrlo pero como promotor de esperanza me niego y resigno a pensar que nunca llegará, más temprano que tarde surgirán las condiciones que nos brinden la oportunidad de acceder a las bondades de la civilización del presente y ser actores en la construcción de un mejor futuro.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS