¿Un extranjero en el Consejo de Ministros? / Por: Rodrigo Cabezas

Por:  Rodrigo Cabezas

El solo anunciar la posibilidad de incorporar un ciudadano extranjero, cualquiera sea su nacionalidad, al Consejo de Ministros de la República es una temeridad de marca mayor. 
Eso no se puede concretar porque sería un claro acto contrario al interés supremo de nuestra NACIÓN. Es absolutamente inconcebible e inaceptable para los venezolanos y venezolanas.

La cooperación internacional bilateral entre Estados tiene sus formas legales e institucionales que siempre preservan la soberanía en las decisiones de políticas públicas de los gobiernos y cuidan, en extremo, cualquier asomo de injerencia extranjera en algo tan privativo a los nacionales como es conducir la República. 

Cuando fui Ministro de Finanzas, hace 12 años, jamás un extranjero oso darnos instrucciones o ser asesor en decisiones de política económica. Por razones patrióticas no lo hubiéramos permitido, tampoco nadie se atrevió a solicitar lo que sería una ignominia. 

Más Noticias