Rehenes por partida doble / Por: Maryclen Stelling

Por:  Maryclen Stelling

La pandemia que nos mantiene en cuarentena y en condición de encierro forzado, nos ha convertido a su vez en rehenes  del transpoder mediático.

Nos encontramos inmersos en procesos de poder, contrapoder y control social, que nos condicionan, estructuran e imponen formas de pensar, sentir y actuar en torno a la pandemia. Devenidos en receptores pasivos de un complejo sistema de mensajes y narrativas transmediáticas sobre el manejo político-sanitario de la pandemia.  

Suerte de victimas del transpoder mediático, aquel  poder que se despliega en el sistema de medios y redes,  que nos doblega y, además,  permite o imposibilita la supervivencia.  Situación que nos confronta con  la  ecología transmedia, que aborda los ambientes en los que opera la comunicación  y su impacto en la gente.    Y,  en la coyuntura actual, como ese complejo sistema de mensajes y narrativas afectan nuestra percepción y comprensión de la pandemia, al igual que el valor que le asignamos y nuestras posibilidades de supervivencia.

Es incuestionable que el orden político y el sistema mediático se encuentran estrechamente relacionados.  De manera tal que el manejo político de la pandemia dialoga activamente con el tratamiento mediático al servicio de la polarización imperante.  Es necesario analizar el tratamiento mediático de la pandemia desde los  procesos de poder, contrapoder y control social que tienen lugar en el país.

Dada la ecología de los medios imperante, se han consolidado dos ambientes que se disputan la credibilidad y la legitimidad del manejo de la pandemia.  De allí que transcurren en paralelo y en situación de confrontación político-mediática dos procesos que imponen  ambientes y narrativas contrapuestas,  inciden además sobre la legitimidad de la gestión oficial de la pandemia, al igual que afectan a la ciudadanía  escindida políticamente y fracturada su credibilidad.

Es importante destacar los procesos emergentes de comunicación transmedia que comienzan emerger desde la ciudadanía comprometida con el dialogo y el reencuentro.   Fenómeno comunicacional  que incide sobre los procesos de poder, contrapoder y control social dominantes. 

Una narrativa ciudadana despolarizante en construcción que influye sobre  la ecología transmedia imperante,  disputa la credibilidad y legitimidad comunicacional,  promueve otro ambiente transmedia y nuevas formas de pensar, sentir y actuar.  Una narrativa liberadora.

Más Noticias