Publicidad

Actualizado hace 157 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:21 AM / 23/01/2019
Preferible la soledad, por Domingo Alberto Rangel
Domingo Alberto Rangel

El Carnaval aún no llega pero las máscaras hace rato se hicieron presentes.


Mientras los políticos disfrazan su desnudez con maquillaje leguleyo, el pueblo sufre las consecuencias de la mayor hiperinflación de nuestra historia, fenómeno que destruye la poca riqueza que nos queda y el alma, lo más triste.

En vez de exponer, unidos de verdad, un plan sensato, consensuado mejor, destinado a frenar y revertir el empobrecimiento actual… los dirigentes de la Asamblea Nacional hablan de “rutas”, “caminos” y “estrategias”… todas chimbas.

Al ciudadano Presidente lo declaran hace poco “ausente” en esos planes, rutas y cartas bajo la manga… pero eso fue en diciembre.

Es decir que quien despidió el año rodeado del Alto Mando… era un clon… no Nicolás Maduro y la sede de Miraflores está “vacante”.

Pero como digo, eso fue en diciembre porque en está víspera de Carnaval, los enmascarados y apalancados por capitales de corruptos huidos al exterior… cambian la seña y pasan a señalar a Nicolás Maduro como “usurpador”.

¿Y no era que no aparecía, se había ido, que el de tantas y excesivas cadenas era un impostor?

Nada amigos, hay momentos en la vida en los que uno tiene que optar por la soledad siempre preferible al ridículo y al engaño. Como cuando ante la pareja infiel no queda otro remedio que el divorcio.

Este 23 de enero la autodenominada “oposición”… propone un mitin donde desfogarse  los diputados… como viene sucediendo desde que el pueblo venezolano carece de una oposición seria.

Digamos una oposición que proponga cosas útiles para la gente más que sacar al Presidente recién juramentado para otro período… digamos la manera de ir desmontando el estado metiche, inepto por su contextura y lleno de ladrones que sin tener porqué preocuparse de jueces, Fiscales, cárceles y policías… hacen de las suyas.

Habrá entonces dos grupos en las calles de Caracas: uno, el oficialista, caminando los empleados públicos y otros beneficiarios de pequeñas granjerías en el centro y otro en el Este voceando embustes.

Y como siempre la mayoría, entre ella los libertarios pro capitalistas, que nos quedaremos en casa porque es mejor solo que mal acompañado… o haciendo el papel del imbécil.
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS