Porvenir de paz / Por: Francisco Arias Cárdenas

Por:  Francisco Arias Cárdenas

La oportunidad para elegir, para ser electos a responsabilidades de servicio público, conllevan una fiesta de libertad para el pueblo que ejerce un derecho, que también evalúa lo hecho, el cumplimiento de promesas, incluida la participación permanente que ha tenido en las decisiones vinculadas con las ejecutorias oficiales.

Para los que se proponen a las responsabilidades de servicio, es un reto de convencer con los compromisos y de ser evaluados en el desempeño, para los que ya han ejercido el poder. La elección limpia, diáfana, sin presiones y sin ningún tipo de amedrentamiento, con plena libertad para ejercer el derecho, son un objetivo fundamental para los bolivarianos.

Este año tenemos la obligación de darnos un poder legislativo que este a la altura del momento, que sea vinculo, puente entre todos los demás poderes públicos y desde allí hacer el equilibrio indispensable para el funcionamiento en  democracia del cuerpo del Estado. Es tiempo para proponer, para ofertar construcción y coadyuvar en las soluciones. Son grandes las responsabilidades. La experiencia vivida a partir de la última elección, es fundamental para aprender y no repetirla.  

Lanzar por la borda el poder tan grande de la Asamblea Nacional, distrayendo su objetivo, abandonando las tareas trascendentes, totalmente de espaldas al pueblo y sus esperanzas, todo ello por fines viscerales, inmediatistas, como consecuencia de las ansias desmedidas de poder. Diversas razones para describir esa conducta demencial, que ha hecho mucho daño al país. Debemos salir del Estado de guerra a la convivencia, a la diatriba política constructiva, al manejo de diferencias y fuerza del consenso.

Este 2020, es un año de oportunidades extraordinarias. Hay que avanzar en la gobernabilidad, en el trabajo para generar mejores condiciones de vida a los ciudadanos del país. Dios quiera que predomine la sensatez. Que esta elección y las que vienen, sean realmente un salto al porvenir de paz y sosiego que anhela nuestra patria.

Más Noticias