Publicidad

Actualizado hace 17 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:10 AM / 24/11/2018
Para repotenciar nuestra Constitución y la Constitución secreta
Luis Britto García

Éste es un libro urgente. En medio de  Guerra de Cuarta Generación, de  agresión mediática, de terrorismo, de cerco con bases militares, de amenaza de intervención armada, de Guerra Económica, de  intentos de aislamiento diplomático, el gobierno convoca una Asamblea Nacional Constituyente, el electorado confirma el  consenso del pueblo  en torno al proyecto bolivariano, y deslegitima la ofensiva terrorista, que se interrumpe.

Los asambleístas  no sólo deben representar al pueblo, sino además darle participación en las decisiones para derrotar la multiforme ofensiva. Ello comprende  tanto  corregir  insuficiencias, contradicciones y errores infiltrados en el texto constitucional de 1999, como evitar que el nuevo texto  retroceda y destruya las disposiciones más positivas y patrióticas de aquél.

Ello implica: afirmar y depurar de ambigüedad o condicionalidad el concepto de soberanía; fortalecer la unidad de población y territorio liberándonos de los factores que puedan favorecer secesiones y enfrentamientos de venezolanos contra venezolanos, y establecer la lealtad única, exclusiva y excluyente de éstos hacia una sola patria, una sola nación y una sola nacionalidad en un territorio indiviso e indivisible.

Pues siempre el primer ataque contra un país va dirigido contra su soberanía, sin la cual no hay independencia ni autodeterminación.
Soberanía es el poder supremo, perpetuo e irrenunciable  del Estado para darse sus propias leyes, aplicarlas con sus órganos, y decidir conforme a ellas y con sus propios tribunales las controversias que surgieran sobre dicha aplicación. A los enemigos de Venezuela siempre se los encontrará sosteniendo que ésta debe someter sus asuntos y contratos de orden público interno  a tribunales extranjeros y leyes foráneas.

 Los hubo en la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, los hay hoy, y han redactado en secreto un Proyecto de Constitución que esperan imponer sorpresivamente. Trabajan en la sombra: me entero con sorpresa de que ni siquiera a los constituyentes han dado a conocer su secretísimo proyecto. Lo divulgo y comento en mi libro digital   El proyecto secreto de constitución.

Figuras importantes han declarado que no conocen dicho proyecto, e incluso que el mismo no existe. De hecho, he logrado localizar en internet dos proyectos de texto constitucional. Elijo dar a conocer el más reciente, con las observaciones positivas o negativas que ameritan sus normas.
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS