Publicidad

Actualizado hace 20 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:30 AM / 04/12/2018
Otro fracking, por Carola Chávez
Carola Chávez Articulista @tongorocho

Cuando secaron los pozos de petróleo, cuando ya no podían sacarles más, inventaron el fracking para chuparle a la tierra hasta la última gota, sin piedad, sin importar las consecuencias.

 Lo mismo que con los pozos petroleros pasó con nuestros bolsillos: cuando creímos que ya no nos podían quitar más, los ricos inventaron un fracking económico para chuparnos hasta el último centavo. La crisis del 2008, el sueño húmedo del neoliberalismo más despiadado.

De aquel goteo que nos aseguraron llovería sobre nosotros, si dejábamos que los ricos hicieran lo que saben hacer, vimos solo los densos nubarrones descargando el sudor de nuestra frente sobre un puñado de multimillonarios que hicieron, sí, lo que saben hacer: acumular más y más y más… Y aquella sequía nuestra…

Buchones, insaciables, reventaron una burbuja que ellos mismos crearon e inventaron una crisis alarmante, y cayeron las bolsas del mundo, y las personas, como bolsas, cayeron por inocentes. Endeudados, hipotecados para poder vivir dignamente con un salario que no da para tanto; entre la espada y la pared, aterrados porque todos los medios anunciaban el Apocalipsis si no rescataban a los bancos, a los ricos, se preguntaron si una pizca de imaginación ¿Cómo vamos a vivir sin bancos? Desolación y miedo fueron las respuestas. 

El terror permitió que mansamente se aceptara entregar el dinero público a los bancos que, ni por eso, dejaron lanzar vidas por la borda de los desahucios.Y como nunca es suficiente se hicieron recortes, muchos recortes, porque no se le puede dar a los bancos si gastamos en salud, educación, pensiones, ¡malditos viejitos que no dejan de vivir! 

Todo lo que supone gasto social es desmontado sin disimulo y con mucha saña. Y florecen nuevas aberraciones que solo son  posibles en un sistema donde los derechos son comodities. Y hay negocio más lucrativo que esta crisis, tanto que la banca, a la vez que presenta ganancias record, dice no poder pagar la millonada que les prestaron, y anuncia una nueva crisis para el 2020. 

Los que nos rebelamos, somos marginados, amenazados, bloqueados, asfixiados… Los que no se rebelan, también, aunque les harán creer están mejor que los que ejercemos nuestro derecho al pataleo, porque en el supermercado tienen 379 variedades de quesos que pueden ver y no comprar. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS