Publicidad

Actualizado hace 22 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:15 AM / 14/11/2018
Oposición zapatera, por Domingo Alberto Rangel
Domingo Alberto Rangel [email protected] @DomingoAlbertoR

Increíble: en la Asamblea Nacional acaba de producirse un hecho sobrenatural que de ser trascendente podría calificar como milagro.

Hombres que hasta ayer desafiaban al gobierno y que decían estar dispuestos a todo por causas vitales,  ahora se pelean entre sí pero a causa de otro hombre.

Y mujeres relativamente jóvenes, guapas algunas, otras no tanto, pero todas dotadas de la patena brillante que rodea al poder… también se enemistan entre ellas pero no por el amor o los desaires de Míster Venezuela sino por las argucias de un hombre mayor, fofo y extranjero.

Cualquiera que desde los noticieros de medios partisanos observase los intríngulis de la nueva pugna que divide a la oposición podría pensar que los y las diputadas opositoras se pelean por asuntos importantes y no por las obviedades que diga o insinúe el ex presidente Rodríguez Zapatero.

No es así y a los hechos me remito.

Un bando acusa al otro porque supuestamente no han querido usar el tiempo de sesión para discutir si Zapatero es o no agente del gobierno.

El otro se limita a negarse a debatir semejante bobería y en eso no les falta razón aunque no explican.

Y uno, harto como lo está el país tras veinte años de inútiles pugnas polarizadas… me siento con derecho a preguntar… ¿y qué rayos importa si Zapatero cojea hacia una de las partes, digamos a favor del gobierno de Maduro?

Llevo quince años como juez de paz de los cuales diez como mediador o facilitador, que es la función de Zapatero en los diálogos… y con esa experiencia puedo decir que un mediador jamás podrá imponerle un acuerdo a ninguna de las partes en conflicto.

Salvo que los opositores que asisten al diálogo sean idiotas o pillos redomados.

A ese respecto señalo que uno de los representantes de la oposición que fue integrada al último diálogo… recibió como premio la nacionalidad española… y sin embargo pretende votar en la AN como diputado nuestro. Ese parece idiota pero no lo es.

En conclusión es el país y no el Presidente quién requiere una oposición seria… que no la habrá si la piensan reclutar entre los miembros de la Asamblea Nacional… allí lo que hay es una oposición zapatera.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS