Publicidad

Actualizado hace 32 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
09:15 AM / 01/12/2018
Nuestro Editorial a propósito de los 104 años de PANORAMA: La hora de la economía
Panorama

La hora de la economía

PANORAMA cumple 104 años… ¡y vaya que lo decimos con orgullo! porque continuar circulando es un ejercicio de fe en el país y de suprema constancia, además de una prueba de absoluta resistencia. La escasez de divisas para garantizar los insumos básicos, la hiperinflación y la continua fuga de talentos podrían desanimar a cualquiera, pero definitivamente no a nosotros que hemos asumido estos retos como una forma de reinventarnos.

Por eso en esta ocasión, en nuestro acostumbrado editorial, luego de más de una década dedicándolo al diálogo y al entendimiento nacional (que seguimos considerando neurálgico e indispensable para Venezuela) hacemos un pedido urgente para el rescate de nuestra economía.

Señalar culpables, acusar o excusar, es lo más fácil. Lo difícil, lo realmente complicado, es hacer los correctivos necesarios para lograr que los pobres números que hoy exhibe nuestra economía mejoren un poco. No hay “Guerra económica” que resista la batalla diaria de 4% de inflación, ni hay pueblo que pueda ser feliz en medio de una pérdida sostenida del PIB que ya supera, en cinco años, el 50%.

No es posible una Industria petrolera que no solo pierda dramáticamente (75%) su capacidad para producir crudo, sino que además sufra la pérdida de su personal cualificado sin el cual es aún más cuesta arriba recuperar la producción. No se entiende un país que literalmente “regala” la gasolina a expensas de los daños al erario público que esto pueda ocasionar o, peor todavía, que la regala a pesar de los muchos problemas que se podrían solventar con un precio justo del combustible.

Venezuela, la nación toda, los venezolanos de a pie, necesitan que se resuelvan sus problemas. Sabemos, claro, que aún con las medidas adecuadas eso no ocurrirá de la noche a la mañana, pero lo que sí puede ocurrir de un minuto a otro, si no se toman los correctivos necesarios, es que las cosas empeoren, lo cual resultaría una tremenda injusticia para quienes están cargando con el peso de la crisis económica: la clase trabajadora.

Si el momento del diálogo y del entendimiento ha sido pospuesto irresponsablemente por las partes en cuestión (léase gobierno y oposición) por razones menos justificables y lógicas (dogmas y radicalismos), el momento de la economía no puede sufrir la misma suerte. Es urgente hacer algo, es necesario comprender que la ciencia económica tiene sus tiempos y sus ritmos, que hay medicinas amargas que realmente “curan” y que no hay buena intención o consigna que valga cuando la economía se enferma. 

Y la nuestra, sin duda, es una economía que está saturada de vicios. De decisiones demoradas, de medidas postergadas, de controles excesivos y prolongados por más de 15 años, de diseños infructuosos que ameritan una inmediata revisión. 

Habría que decir que algunos avances, al menos en el terreno del reconocimiento público de errores (como el de la emisión inorgánica de dinero) hemos tenido. También en el terreno de las declaraciones y las intenciones se han enunciado acciones que lucen acertadas (la libre convertibilidad, por ejemplo), pero que luego no se cumplen, generando un daño más grave que la omisión misma, porque insinuar soluciones y no vigilar su cumplimiento o hacerse luego la vista gorda genera la mayor de las pérdidas: la de la esperanza colectiva.

Es necesario frenar esa desesperanza que alimenta el desarraigo de los jóvenes profesionales de este país, y devolverle la confianza en Venezuela a su clase media y a sus trabajadores que no consiguen mejor salida a sus muchos problemas que abandonar el territorio y probar suerte donde sea, haciendo lo que fuere.

Venezuela no solo los necesita, Venezuela los reclama de vuelta para que  la ayuden a recuperarse, pero ninguno acudirá al llamado si antes no les devuelven un poco de fe en el país, y para rescatar un poco de fe hay que tomar unas cuantas medidas que hoy lucen duras en el papel,  pero que en los hechos resultan menos dolorosas que la realidad que padecemos. 

También, por desfasada, arcaica e injusta habría que censurar la errada política internacional de la oposición y de las naciones vecinas que han considerado, casi que por consenso, que las sanciones resultan la mejor forma de hacer entrar en razón (o por el carril que ellos aspiran) al gobierno nacional. Las sanciones resultan el peor remedio a la enfermedad y son una muestra soberbia de quienes no pretenden solución alguna sino una a la medida de sus intereses. Equivocada estrategia que posa sobre los hombros de la población toda la carga de la crisis solo por la obsesión política que históricamente el conservadurismo global ha derrochado hacia los gobiernos progresistas en la región.

Las sanciones solo sirven para traer sufrimiento a la población de los países que las padecen, y se convierten en la mejor de las excusas para victimizar a los gobiernos que las reciben. Esa es también una ciencia casi tan exacta como la económica.

Sentarse y ponerse de acuerdo ha sido imposible, lo sabemos. Pues déjennos decirles que ahora no se trata de si quiero o no,  de si me gusta o me “rayan” en las redes sociales por el delito virtual que en este país significa dialogar; ahora, señores, se trata un tema de vida o muerte, esa es la pequeña diferencia entre seguir existiendo y coexistiendo o enterrar para siempre los sueños de una patria grande, feliz, próspera...

Para las circunstancias que atraviesa el país, la única conclusión posible es que los venezolanos debemos encabezar los índices de paciencia y tolerancia global, que no existe nación más optimista que esta, pues todavía consigue espacio para el humor, la solidaridad y la alegría. Eso es un aval que no debemos desaprovechar. 

Señores, es la hora de la economía, como ha sido la hora del diálogo y el entendimiento nacional desde hace ya bastante tiempo. Ojalá a todos cuantos competa el urgido llamado sepan atenderlo y no le den las mismas largas que le han dado a ponerse de acuerdo. Porque algo nos dice que no serán “etiquetas virtuales” las que perturbarán a aquellos que se nieguen a escucharlo… 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
5Comentarios

1

domador antiopositores 01/12/2018 04:14 PM

104 añitos, es normal porque las bases de panorama estaban muy bien formadas desde sus inicios. No los felicito porque seria redundar encima de lo obvio.


1

domador antiopositores 01/12/2018 04:15 PM

(Pedro Reyes): Domador cada día comentáis más como una “leidi”.Vrgacion 104 años, y Dubái solo lo logró en 40 años?. Maduro tenéis que importar dubaitíes y por cñz.


2

zosialismo Del siglo beintiuno 01/12/2018 03:48 PM

FELICITACIONES PANORAMA !!! yo no soy economista ni militar ni político. soy un venezolano de a pie con pocos estudios y estoy escribiendo desde Panamá. hace 3 años deje mi país a mis viejos que amo tanto a mi esposa e hija y me toco lavar carros, lave platos y descargue contenedores. todo esto para ayudar a mi familia. ya tengo mis papeles y he podido mejorar mi condición laboral e incluso he podido ayudar económicamente a amigos y vecinos . pero miren por favor lo que un ideal tan absurdo ha hecho de Venezuela. por favor Luis Vicente león, Rodrigo cabezas y todos ustedes economistas y analistas no callen sus voces y tu PANORAMA por favor sigue de forma imparcial trabajando para informar lo que ocurre en este hermoso país. no creo en diálogos con este gobierno ya que por la vía democrática NO HABRAN CAMBIOS positivos y distintos. pero en la unión esta la fuerza del cambio !


3

carlos zamora 01/12/2018 09:00 AM

FELICITACIONES A PANORAMA. HACE YA BASTABTE TIEMPO ESTE DIARIO DEBIO SALIR ESCRIBIENDO ESTE ARTICULO. ESTE ES EL GRITO DESESPERADO DE LOS VENEZOLANOS DE MULTIPLES FORMAS. YA NO SOPORTAMOS MAS, LO QUE QUEDA ES MUY POCO. DE PACIENCIA Y SAPIENCIA. LA TOSUDEZ DE LOS FACTORES POLITICOS NOS LLEVARON A ESTO. MIENTRAS LOS ZAMUROS DEL MUNDO DAN VUELTA ESPERANDO NUESTRA MUERTE COMO PAIS. ¿HASTA CUANDO NICOLAS? ¿HASTA CUANDO JULIO BORGES? GRACIAS PANORAMA POR ESTE GRITO. ESPERO USTEDES SUGAN GRITANDO MAS SEGUIDO LO QUE ESTA SUCEDIENDO. NECESITAMOS ESTO.


4

Jose Perez 01/12/2018 08:39 AM

.... FELICITACIONES PANORAMA UN AMIGO DE 104 AÑOS ES ORGULLO PARA NOSOTROS LOS MARABINOS...En cuanto al Editorial describieron muy bien la Enfermedad pero les Faltó el Diagnóstico Definitivo y Yo lo voy a Dar por Ustedes: FALTA DE GOBIERNO DEMOCRÁTICO... Solución: EXHACRAR LA PESTE SOCIALISTA, CHAVISTA, MADURISTA, COMUNISTA POR EL DESCONOCIMIENTO Y REBELDIA SOSTENIDO VALIENTE Y CONSTANTE HASTA LOGRAR LA ASFIXIA DEFINITIVA DE ESTA ENFERMEDAD...


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS