Publicidad

Actualizado hace 26 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:54 AM / 11/12/2018
Nicolás: ¿se va o se queda el 10 de enero?
S.H. Jesús Castillo Molleda (Politólogo, Profesor, Emprendedor, Locutor)

 

De nuevo se ha orquestado una matriz de opinión, desde sectores de la oposición política venezolana, que asegura que el gobierno del presidente Nicolás Maduro se va el 10 de enero de 2019 una vez que asuma el nuevo período constitucional 2019 – 2025, afirmando que la mayoría de los países del mundo no lo reconocerán a excepción de los países Arabes, Turquía, China, Rusia, Salvador, Cuba, Nicaragua, México entre otros.

El presidente Maduro recibió en el palacio de Miraflores al presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, quien venía de participar en la cumbre del G-20 en Argentina, y el presidente turco ratificó su respaldo total a su homólogo venezolano.

Luego el presidente Maduro emprendió una visita a la toma de posesión del presidente de México López Obrador, en la que el recién juramentado presidente expresó sus lazos de amistad con Maduro, al salir de México emprende una visita oficial  por Rusia para ratificar la alianza y firmar nuevos acuerdos económicos en los que el presidente Vladimir Putin manifestó que el gobierno del presidente Maduro contaba con todo el respaldo del gobierno Ruso, lo que ratifica que el 10 de enero de 2019 el presidente Nicolás Maduro asistirá al hemiciclo de la Asamblea Nacional Constituyente a tomar juramento y seguro a los gobiernos del mundo que manifiesten no reconocerlo el presidente le dirá lo mismo: “quien no me reconozca yo tampoco lo reconozco”,  y se iniciará una nueva etapa de relaciones internacionales para Venezuela, que a raíz de la crisis económica ha tenido que construir nuevas alianzas internacionales para lograr sobrevivir asumiendo que controlan el 98% del poder político del Estado venezolano.

No es estratégico para la vocería opositora que inicien a vender falsas expectativas sobre el 10 de enero, porque no es cierto que ese día el gobierno termina, al contrario inicia un nuevo período constitucional de 6 años, si los sectores opositores de verdad quisieran enfrentar al gobierno con éxito tendrían que dar demostraciones serias reunificando fuerzas y diseñando una ruta clara que les permita ponerse de acuerdo en cómo iniciar la recuperación de todos los espacios perdidos a raíz de los continuos errores cometidos y haber abandonado la ruta electoral.

Es posible que para mediados del año 2019 el gobierno se anime a convocar una consulta popular (Referéndum) para someter a consideración de la población la aprobación o no de la nueva constitución, lo cual sería una gran oportunidad (de aprovecharse) para unificar a la tan dividida oposición que cada día se divide más, demostración de ello es que la diputada a la Asamblea Nacional Delsa Solórzano anunció el pasado 4 de diciembre su separación al movimiento político Un Nuevo Tiempo para crear un nuevo movimiento que ella presidirá, de esta manera se hace más complejo unificar criterios para lograr la verdadera UNIDAD.

Seguramente para el 10 de enero de 2019 muchos de los opositores radicales sufrirán una nueva frustración al ver que seguramente los llamados a paro general, marchas, desconocimiento, aplicación del artículo 350 de la Constitución, intervención internacional, no serán exitosos y eso desanimara aún más a los pocos seguidores que le quedan a la dirigencia política opositora actual. Como lo dijo Robinson Pascual “Muchos políticos son como Caperucita, gritan que el lobo se los quiere comer y al final se hacen amigos del lobo y engañan a sus seguidores”.

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS