Publicidad

Actualizado hace 24 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:59 AM / 14/11/2018
Maracaibo Limpia. Plan para una ciudad ecosustentable
Por: Daniel Boza

Maracaibo es el municipio que tiene la mayor cantidad de habitantes en el país y por tanto uno de los que genera grandes cantidades de basura.

En su momento de mayor ingreso económico generaba alrededor de 2.000 toneladas diarias de basura, sin embargo era uno de los pocos municipios que tenía 0% de capacidad de recolección.

Si, así como se lee, no es una exageración. Cuando el alcalde Willy Casanova asumió las riendas de la administración municipal, recibió un Instituto de Aseo Urbano completamente desmantelado, sin ningún camión compactador, ni  vehículos, ni una escoba y con un problema laboral complejo. Esto sumado a la ausencia de cobro del servicio, que evidentemente no permite la sustentabilidad del mismo.

Comienzo con esta pequeña introducción de la situación inicial, pues el problema de la basura se debe analizar desde lo estructural: no existía un sistema de recolección de desechos en Maracaibo. Y le ha tocado al Alcalde y al equipo que lo acompaña, construir desde cero el servicio, en medio de un año de grandes dificultades económicas.

El plan de Restitución del Sistema Integral de Desechos Sólidos tiene cinco vértices. Primero la sustentabilidad del servicio, que se basa en dos grandes acciones que ya se están realizando: la adquisición de equipos para administrar una flota propia y reducir los costos de alquiler de los mismos, y segundo establecer una tarifa para el cobro del servicio acorde al costo real de la operación de recolección en la ciudad.

El segundo vértice abarca el restablecimiento de la frecuencia. Una vez que tengamos nuevamente liberados los corredores viales de basura y las zonas residenciales, comerciales e industriales, progresivamente comienza a instalarse la frecuencia, que en el caso de las zonas residenciales se efectuará 2 veces por semana. Para esto hemos dividido la ciudad en tres grandes bloques, con un promedio de recolección de desechos similar.

Esto lo sumamos al tercer vértice, que es la reingeniería del sistema, donde estamos comenzando a evaluar y redefinir las rutas de recolección para optimizar el proceso y garantizar que un compactador no tarde más de 2 horas en efectuar un viaje de recolección (7 toneladas de basura aproximadamente).

El cuarto vértice es la disposición final de los desechos, para eso ejecutamos dos importantes decisiones. La primera, dejar de disponer la basura en el relleno sanitario del municipio Lossada, ya que estaba parcialmente controlado por mafias del plástico vinculadas a grupos delictivos de la zona, ahora la basura se está disponiendo en un espacio habilitado por el Ministerio de Ecosocialismo en otro municipio. La segunda, la creación de la primera Zona de Transferencia frente al terminal de pasajeros, que  permitirá que los compactadores dispongan de la basura dentro de la ciudad, pudiendo realizar el viaje de manera más rápida y luego esta basura es movilizada por un camión de mayor capacidad hasta el relleno sanitario.

Pero más importante aún, la Zona de Transferencia nos permite clasificar los desechos sólidos, y así cerramos con el quinto vértice: el reciclaje. En la Zona de Transferencia funciona Recimara, la empresa mixta de reciclaje que tiene la capacidad de clasificar y procesar plástico, papel, cartón, telas y metales. Estamos comenzando un proyecto piloto de clasificación de origen de la basura, en los comercios del casco histórico y en dos urbanizaciones de la ciudad, que nos permita luego expandir a toda la ciudad y cumplir nuestro objetivo: Convertir a Maracaibo en una ciudad limpia, ecológica y sustentable.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS