Lo urgente frente a la gran crisis / Por: Héctor Navarro

Por:  Héctor Navarro

 

            Sin dudas podemos calificar la presente crisis no simplemente como “UNA CRISIS” sino que, más allá de eso, se trata de “LA GRAN CRISIS” porque se trata de un acontecimiento que afecta, que amenaza de muerte globalmente a toda la humanidad y que sin dudas recordaremos universalmente y por generaciones. Así como nuestros abuelos y bisabuelos en cualquier parte del mundo hablaban de la “Gripe Española”, así nos tocará a nosotros, a nuestros hijos, hablar a sus hijos y a los hijos de sus hijos relatar lo que ocurrió en nuestros tiempos.

            Entendiendo que esto es así, universal, su atención tiene necesariamente que darse en ese mismo contexto, contexto global, lo cual significa que así como las fronteras no existen para el CORONAVIRUS, tampoco pueden existir para las soluciones y esto es válido para las fronteras entre continentes, entre países, incluso entre comunidades de un mismo país.

            También es válido para las fronteras que, por razones políticas de muy corto plazo, esto es, sin visión estratégica, muchas veces se imponen sin entender que aquí lo que se está jugando no es el poder sino la vida misma de millones de seres humanos, la existencia misma de la humanidad y allí hay que detenerse a pensar: es necesario salvar a la humanidad para después tener humanidad que salvar, esto es, de nada sirve tratar de salvar a la humanidad si para ello, con nuestras acciones, la estamos sacrificando.

            Dentro de nuestras fronteras, la precariedad existencial de los venezolanos es absoluta y está causada en primer lugar y por orden de aparición por la enorme incompetencia, irresponsabilidad y corrupción demostradas por el gobierno Militar-Cívico de Nicolás Maduro y luego reforzada hasta el extremo por el bloqueo del gobierno de Donald Trump y, obviamente, estando presente en ambas acciones, la complicidad de políticos venezolanos que son incapaces de ver más allá de sus narices, unos pidiendo más sanciones hambreadoras y hasta una invasión militar de parte de Trump, y otros acabando con la producción en todos los rubros, entregando el país a viejos y nuevos intereses financieros nacionales e internacionales y acudiendo a la represión para acallar los reclamos del pueblo. Esta precariedad no ha hecho más que acentuarse al extremo con la presencia de la pandemia del CORONAVIRUS

            En este momento se impone, por tanto, construir un gran acuerdo nacional de patria, de patriotas, que unifique acciones para esta gigantesca lucha contra agentes internos y externos que debe centrar sus acciones en torno a los siguientes elementos:

Objetivos de muy corto plazo:

· Medidas para garantizar el acceso a los alimentos y las medicinas a las familias con mayores dificultades;

· Programa urgente de recuperación del sistema de salud incluyendo la asignación de salarios dignos a sus trabajadores;

· Liberación de los dirigentes de trabajadores presos por razones políticas y/o sindicales y de luchadores sociales en general;

· Respeto del derecho de los trabajadores a su contratación colectiva;

· Auditoría pública y ciudadana de la Deuda Externa

· Inventario de bienes de venezolanos en paraísos fiscales en el exterior sospechosos de ser habidos por corrupción a los fines de iniciar los trámites para su devolución a la Patria;

Objetivos de mediano plazo:

Estos elementos de mediano plazo pueden desarrollarse a partir de la realización de un democrático y constitucional Referéndum Consultivo previsto en nuestra Carta Magna.

Más Noticias