La verdad prevalece / Por: Rafael Ramírez

Por:  Rafael Ramírez

Es cuestión de tiempo, es cuestión de buscarla, la verdad debe ser pilar fundamental de la ética y de la esencia de un movimiento político de transformaciones políticas y sociales. No se puede hacer política sobre la mentira; y, mucho menos, escudarse en ellas para ocultar situaciones, problemas, deficiencias y graves amenazas que afectan a toda la sociedad.

A lo largo de mi carrera política y mi servicio al Estado Venezolano siempre he actuado con la verdad , nunca he mentido, es una condición que ha guiado mi conducta y que aprendí desde niño, con el ejemplo de mis padres. Los revolucionarios y todo aquel que pretende entender lo que pasa en el país y en el mundo, debe buscarla verdad , buscarla en los hechos, buscarla bajo las piedras, sobre todo, aquella sepultada sobre toneladas de infamia y que tanto daño hace a personas, movimientos, ideas, al pueblo y a naciones enteras.

En nuestro país, el madurismo se ha impuesto por la violencia y la mentira, el madurismo es una gran estafa que cabalga sobre un fraude al pueblo venezolano. Se presentan como chavistas, cuando han destrozado el legado del Presidente Chávez, su obra, arrebatado al pueblo, grandes conquistas políticas y sociales, obtenidas en años de lucha. Se presentan como socialistas, cuando realmente han retrogradado al país a un modelo económico y social mas capitalista y dependiente que nunca, basado en el saqueo de nuestros recursos naturales y en la miseria del pueblo.  Se presentan como “obrero”, cuando le ha arrebatado a la clase trabajadora enorme conquistas sociales, producto de años de lucha sindical, cuando esfumo prestaciones, ahorros y beneficios, violando y eliminando contrataciones colectivas, cuando encarcela y persigue a los trabajadores que luchan por sus derechos y ha transformado a los obreros en mano de obra esclava, remunerada con salarios de hambre, equivalente a 3 dólares al mes, el mas bajo de todo el hemisferio.   

Se venden como anti imperialistas, cuando en realidad han entregado la soberanía de nuestro país a empresas y grupos económicos privados e intereses transnacionales, solo que ahora son de otro signo, rusos, chinos, turcos; mientras, al mismo tiempo, intentan por todos los medios, sin éxito, llegar a acuerdos “por la puerta trasera” con las grandes transnacionales petroleras, quienes, obviamente, los desprecian. Crean un “ministerio del eco socialismo”, mientras han provocado el peor daño ambiental de nuestra historia, depredando nuestras selvas y bosques con el Arco Minero, mientras se hacen de “la vista gorda” ante los criminales derrames petroleros que afectan nuestros Parques Nacionales, como el caso de Morrocoy. Se “rasgan las vestiduras” en la lucha contra la corrupción, mientras han saqueado el erario público y todas las empresas del Estado, quebrándolas, en el país es secreto a voces que nadie se atreve a decir, que el gobierno es de una camarilla muy corrupta y violenta que hace lo que le dá la gana el país.  Son capaces de ponerse una bata blanca para imponer cuarentenas totales al país, a destiempo y eternas, mientras el pueblo venezolano muere de coronavirus, de diabetes, de enfermedades coronarias, sarampión, malaria, fiebre amarilla, de cualquier cosa. Se dicen protectores del pueblo, mientras han llevado a toda la sociedad, la clase media y la clase trabajadora a condiciones de miseria nunca vistas en nuestra historia, y han obligado a mas de 4,7 millones de nuestros muchachos a irse de la patria.  Son unos farsantes.

Hay quienes pueden creer las mentiras del madurismo, por desprevenidos y por ingenuos, pero hay muchos, sobre todo políticos y tránsfugas que, sabiendo que son mentiras las aceptan y repiten como loros para quedar bien con maduro, con lo que “maduro diga”.

Pero el madurismo también ha utilizado la mentira y la violencia, para perseguir, encarcelar y exiliar a sus oponentes políticos. Hay muchos ejemplos de ésto, pero mi caso, ha sido emblemático. En mi caso, el propio nicolás maduro, su fiscal sicario, tareck william saab, su ministro de la manipulación y la mentira, jorge rodríguez y todo su aparato de mentira y odio, su fauna de animadores arrepentidos, poetas borrachos, cineastas traidores a su propia obra, diputados corruptos y toda clase de oportunistas políticos y palangristas, han dirigido en mi contra la más feroz campaña de mentira y descrédito, un verdadero linchamiento moral, para tratar de borrar del escenario político, lo que represento, como el ministro de Petróleo del comandante Chávez, mi defensa irreductible de la Política de Plena Soberanía Petrolera, del Plan de la Patria y el Socialismo, así como, para denigrar de nuestra gestión transparente, revolucionaria y eficiente al frente de Pdvsay de tantas Misiones que se nos encargaron en favor del pueblo venezolano, como la Misión Ribas y la Gran Misión Vivienda Venezuela.

La feroz campaña de mentira y violencia en mi contra tiene el objetivo, además, de que el miedo cale en los huesos de los dirigentes chavistas, de desviar la atención del estruendoso fracaso que han tenido al frente de la conducción de nuestra empresa nacional Pdvsa, nuestra Política Petrolera, la economía nacional y en general, la conducción del país.  

La campaña de maduro en mi contra, tiene también el objetivo de crear condiciones subjetivas, que inciten a que cualquier aventurero, grupo o empresa extranjera, cuyos intereses fueron afectados en el ejercicio de nuestra Plena Soberanía Petrolera, actúen en mi contra, sabiendo que, ninguna institución del Estado Venezolano haría nada para proteger mis derechos. Atacándome a mí en lo personal, pretenden criminalizar nuestra gestión en defensa de los intereses de Venezuela como Ministro de Petróleo del Presidente Chávez.

Lo anterior, fue el caso de la demanda civil que la empresa norteamericana “Harvest Natural Resources” intentó en mi contra en un Tribunal del Distrito Sur de Houston.

Esta empresa operaba en el país; y, como sucedió con todas las empresas que obtuvieron convenios operativos durante la apertura petrolera, luego bajo nuestra gestión, aceptaron migrar a la figura de empresas mixtas, para ser socios minoritarios dePdvsa en el marco de nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos.

Luego, la empresa confronto problemas en su casa matriz e intentó transferir sus activos en el país, sin cumplir con los pasos establecidos en nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos, entre ellas, someter modificaciones a la empresa mixta al escrutinio de la Asamblea Nacional, exigiendo valorizar sus activos con base en el uso de las reservas de petróleo venezolano, exigiendo reservas excedentarias, asunto que  estaba fuera de nuestro marco, tanto legal como constitucional. 

Mas tarde en 2016, Harvest logró vender su participación y salió del país. Venta de activos que hizo a capitales venezolanos que, por cierto, no fueron sometidos a la aprobación de la Asamblea Nacional.

En 2018, esta empresa introdujo la demanda civil en mi contra, a sabiendas, como es un hecho público y notorio, que el gobierno de maduro había ya iniciado contra mí una feroz campaña de persecución y descredito, luego de mi renuncia a mi posición como Embajador de Venezuela ante la ONU, el 4 de diciembre de 2017.

Las acusaciones de Harvest eran infames, no tenían fundamento alguno, solo utilizaron los “fake news” de maduro y pensaron que, estando yo “en desgracia”, sin apoyo del Estado Venezolano y exiliado de mi país, podrían obtener alguna ventaja económica. Pensaron quizás que tal vez estaba huyendo o viviendo en el “palacio” que solo existe en la mente enferma de maduro. No me enteré del juicio, puesto que el tribunal notificó del proceso a la residencia del embajador en Nueva York, ocupada desde mi salida por samuel moncada, quien, al igual que su jefe, arreaza, no hicieron ningún esfuerzo de notificarme o hacer público que había algún proceso en mi contra. Es, por no haberme hecho parte del juicio, que el tribunal impone una penalización por desacato, en diciembre de 2019, desproporcionada e injusta al haber tenido solo la versión de los demandantes (de los “fake news” de maduro). Esta penalización ni en 10.000 años de vida hubiese podido pagarla.

Una vez enterado del caso en mi contra, me avoqué a defenderme. Tal como lo manifesté públicamente, sería la PRIMERA VEZ QUE TENDRÍA LA OPORTUNDIAD DE DEFENDERME DE LAS FALSAS ACUSACIONES QUE SE HACEN EN MI CONTRA. ES IMPORTANTE ACLARAR QUE ESTA DEMANDA era y es la ÚNICA DEMANDA INTERNACIONAL EN MI CONTRA. El resto, son rumores malintencionados del madurismo, y de algunos medios tarifados y personas llenas de odio que se califican ellos mismos como “periodistas investigadores”.

Era la primera vez que tenía garantía para mi defensa, que se hacía valer el principio universalmente aceptado de presunción de inocencia, es decir, quien tiene la obligación de demostrar sus alegatos, ésto es, quien tiene “la carga de la prueba”, es el demandante. Entregamos al Tribunal y “Harvest” toda la información, solicitada, incluso, la empresa norteamericana contrató dos empresas investigadoras, para ubicar “mis supuestos bienes y fortunas”, no había nada, no podían conseguir lo que no existe.

Nosotros, estábamos dispuestos a llegar hasta el final del juicio, si éste iniciaba formalmente, así se lo hicimos saber formalmente a la contraparte, a Harvest, éstos intentaron extorsionarme. Tal vez se creyeron las mentiras de maduro, actuaron siempre de muy mala fe, hicieron testimonios falsos y aseveraciones infundadas, sabiendo que, serían de inmediato reflejados por los medios de comunicación y las redes sociales, sobre todo, en Venezuela. El madurismo “se relamía los bigotes” y sus estúpidos palangristas daban por hecho una condena, pero para “deleite de ellos”, “en Tribunales norteamericanos”.

Pues, se quedaron con las ganas. Los demandantes al no tener ningún tipo de basamento de sus alegatos, al estrellarse con la realidad de que los "fake news" de maduro eran falsos, y encontrarme, firme e irreductible en mi verdad y mi postura, al no poder obtener de mí ni un milímetro de sus aspiraciones y “ni un tantico” de mí, retiraron la demanda.

HARVEST RETIRÓ LA DEMANDA DE FORMA VOLUNTARIA, SIN QUE MEDIARA NINGÚN TRATO O ACUERDO, PARA NO VERSE EXPUESTO A LAS CONSECUENCIAS DE UNA DERROTA TOTAL ANTE UN TRIBUNAL NORTEAMERICANO. TODOS SUS ALEGATOS ERAN FALSOS, TODO ERA MENTIRA.

Este hecho, cobra una gran relevancia, no solo porque sucedió en un TRIBUNAL NORTEAMERICANO, con todo el peso que ello tiene en cuanto a la rigurosidad del proceso, sino porque “Harvest” generó un informe de mas de 87 páginas de su actividad de investigación, donde se evidenció que toda esa infamia que se ha levantado desde Venezuela en mi contra, de “riquezas”, “castillos”, “mansiones”, “palacios”, “fortunas”, “dinero de la corrupción” y un largo etcétera de estupideces, NO EXISTE. Si los abogados de esta empresa, que han actuado de maneras tan agresiva y temeraria, hubiesen encontrado al menos algo, NO TENGAN DUDA, que hubieran seguido con la demanda.  

La victoria del caso Harvest, no es solo una victoria mía, es una victoria del pueblo venezolano y de los que estuvimos en el gobierno del Presidente Chávez y no lo hemos traicionado, una victoria de la "Pdvsa roja, rojita", sus trabajadores y de nuestra Política de Plena Soberanía Petrolera, pues desmonta una de las mentiras mas infame que se ha levantado contra nuestro país y nuestro país y nuestro proceso: que el gobierno de Chávez, Chávez y mi persona, éramos corruptos. Derrota la infamia levantada por el madurismo y la extrema derecha contra nuestro gobierno y servicio al país.

Por otra parte, esta decisión llega en el momento en que nuestra industria petrolera, esta en ruinas, colapsada en manos del madurismo, luego de seis años de persecución, mentiras e infamias contra nosotros, la "Pdvsa roja, rojita" y de sus trabajadores.

Una a una van cayendo las mentiras, una a una se va demostrando toda la infamia en nuestra contra. la verdad hay que buscarla. Ojalá pudiera tener oportunidad de volver a mi país y demostrar y explicar a todo el pueblo, la verdadera historia de como son las cosas, desenmascarar lo falso y el por qué de cada una de las infamias que se han levantado contra nosotros y nuestra gestión. Para convertirnos en el “chivo expiatorio” de sus fracasos y frustraciones. Por supuesto, que no lo haré, si mis jueces son maduro, tareck william saab, freddy guevara o ramos allup, seria un suicido inútil. Lo haremos en la medida que podamos gozar de las garantías constitucionales y la presunción de nuestra inocencia, el debido proceso. Son mis acusadores los que tienen que demostrar sus argumentos.

Lo sucedido con el caso Harvest, es una lección para todos los interesados en la lverdad , para el chavismo, la oposición y la opinión pública: El peligro que significa para una sociedad alimentar el odio y la intolerancia y basar sus opiniones políticas instigados por los “tuits”, “influencers” y los “boots”, que mientes y descalifican, sin asumir responsabilidad por ello.

Yo seguiré trabajando como lo hago a diario, sin descanso, por el pueblo y por el país. Mirando a los ojos con toda la moral que me dá haber servido bien y honestamente a mi país, al pueblo, sin ningún interés subalterno, en el marco de nuestras leyes y nuestra propuesta revolucionaria, la moral que me da mantener en alto e irreductible las banderas de la propuesta bolivariana y chavista a nuestro pueblo ¡Venceremos!

Más Noticias