La debacle del sector petrolero / Por: Hugo Hernández Raffalli

Por:  Hugo Hernández Raffalli

Mientras los precios del petróleo se estabilizan, con tendencias a ir subiendo paulatinamente, nuestra producción de petróleo está estancada, en niveles nunca antes vistos.  Si bien es cierto qué hay una disminución sensible en el consumo. producto del Coronavirus , no es menos cierto. que en Venezuela hay una deliberada estrategia de disminuir la producción. a niveles mínimos.

De esta manera nos quieren llevar a dejar de ser un país petrolero?. Se trata de reducir la renta petrolera, al punto de dejar de tener ingresos por las exportaciones petroleras.  Qué oportunidades tendremos como país, para recuperar la economía y nuestros sectores productivos. El Estado, habiendo asumido una serie de áreas de la producción, tanto a nivel industrial como comercial, donde está demostrado su fracaso e incompetencia, destruyendo valor y haberse despilfarrado ingentes recursos que se han podido invertir en otros sectores como la salud y la educación 

El sector privado, en general, y muy particular el petrolero, nunca fue visto ni estimulado para desempeñar funciones primordiales y fundamentales para la Industria  de los Hidrocarburos. Se le dio mucha más importancia a las empresas transnacionales, con capital, tecnología y conocimiento, en cuanto al manejo de la Industrias instaladas por los americanos y holandeses.

Los incipientes contratistas nacionales, fueron sacados de las empresas Creole, Shell y Mene Grande. Criollos, italianos, portugueses y de otras nacionalidades, fueron los escogidos para fundar y desarrollar las empresas contratistas. En buena parte, por una cuestión de costos. Era menos costoso producir los bienes y servicios. Nunca se estimuló o promovieron grupos de empresas especializadas, con trabajos constantes y permanentes, para formar capitales e ir sustituyendo a las operadoras de petróleo extranjeras.

En Venezuela, empresas como Schlumberger,  Baker Hughes, Halliburton y otras, hasta la fecha no han podido ser sustituidas por empresas venezolanas. Hay empresas como Suelopetrol ( privada nacional) participa en una empresa mixta, con  una participación accionaria minoritaria explotando un campo en Cabimas, Estado Zulia.

Esa es la realidad histórica y presente. Se expropiaron muchas empresas privadas, que ejecutaban actividades.  sobre todo, en el Lago de Maracaibo. Producían bienes y servicios de apoyo a Pdvsa. Esa fue una nefasta decisión. que ha ocasionado el cierre de muchas de ellas. Se han ocasionado pérdidas millonarias al erario nacional. Nadie responde de nada.

De manera que el sector privado petrolero  ha sido desmantelado, disminuido y maltrecho. Las empresas que sobreviven. están dispuestas a insertarse en los espacios  que permita  Pdvsa, aunque el ambiente actual, es triste y desolado. Pareciera que el interés es acabar con la Industria petrolera nacional

Dios quiera que se reviertan estas posiciones y logremos enrrumbar a Venezuela  por mejores destinos.

Más Noticias