Publicidad

Actualizado hace 146 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:48 AM / 24/01/2019
El reto de enfrentar la crisis, por Hugo Hernández Raffalli
Hugo Hernández Raffalli

La circunstancia por la que atraviesa la economía mundial pone de manifiesto una inestabilidad global. Países de Europa se debaten entre la salida  o no de Inglaterra de la Comunidad Europea. La discusión del Brexit y las consecuencias económicas, financieras y políticas. El aislamiento del Reino Unido y el debilitamiento de los países de la Comunidad Europea. Las implicaciones de una recesión en los Estados Unidos.

La guerra comercial entre China y  EE UU y la posible devaluación del Yuan, moneda de China, son elementos que presagian una disminución, sensible, de la economía mundial y una disminución del crecimiento económico.

Frente a esta realidad inminente, pasemos a describir la realidad venezolana.  Venezuela sufre de una hiperinflación, en los últimos años  nunca antes vivida. Hay elementos externos e internos que han contribuido a generar la inestabilidad económica en todo los ámbitos, tanto público como privado. Hay una pérdida real del PIB acumulado del 30%, en los últimos tres años. 

Los factores externos, han sido las sanciones económicas, comerciales y financieras, impuestas por los Estados Unidos y la Comunidad Europea en contra de Venezuela . Bloqueo de cuentas y recursos financieros impidiéndole accesar a  los recursos.. Las importaciones de alimentos, medicinas y materias primas están bloqueadas para Venezuela.

Internamente, tenemos una disminución de la producción petrolera de más de 1.500.000 de barriles diarios. A Venezuela le han dejado de entrar recursos  cerca de $ 28.000 mil millones  anuales. La factura petrolera actual se reduce a menos de 300.000 barriles diarios. El resto de la producción será comprometida para respaldar los préstamos de China y Rusia, así como el mercado interno. 

En síntesis, los ingresos reales por concepto de ventas anuales podría estar cerca de los $ 8.000 millones de dólares anuales. Es una suma muy baja para mantener el tamaño del Estado y las importaciones de alimentos, medicinas y materias primas.
Solo se depende de las exportaciones de hidrocarburos para generar las divisas necesarias.

Hemos insistido, lo hacemos de nuevo: Es necesario revisar y dinamizar las oportunidades existentes en la recuperación de la producción de petróleo, a partir de tomar las decisiones sobre la marcha. ¡No hay tiempo que perder! El Presidente Maduro tiene que exigir la toma de decisiones y la puesta en marcha del Plan Estratégico. ¿Qué pasa con las empresas extranjeras que no han cumplido en las empresas Mixtas? ¿Qué ha pasado con las empresas privadas venezolanas y extranjeras en las modalidades de contratación? ¿Qué pasa con el liderazgo y reorganización de Pdvsa? En fin, no nos cansaremos de exigir, en nombre del pueblo y como venezolano, saber y conocer y explicar cómo se hará la recuperación del 1.500.000 de barriles dejados de producir en los últimos años. Cómo se cae la producción en 650.000 en el último año y NO PASA NADA. Es increíble. Eso solo pasa en Venezuela 

Con esta situación económica, financiera y política mundial ensombrecida, por las razones antes mencionadas, Venezuela, más que nunca, debe lograr, realmente, estabilizar y aumentar la producción de hidrocarburos. De lo contrario todo el pueblo venezolano sufrirá los rigores de las crisis externas e internas.
 Seguiremos siendo un país intensamente rico pero con un pueblo pobre y disminuido.
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS