Publicidad

Actualizado hace 146 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:20 AM / 04/02/2019
De un golpe a otro golpe
José Vicente Rangel Ex vicepresidente de la república

Hace 17 años ocurrió en Venezuela el golpe contra el presidente Hugo Chávez. Participaron, directamente en la acción, altos mandos de la Fuerza Armada, sectores empresariales, la cúpula de la Iglesia Católica, dirigentes de partidos políticos, la CTV de entonces, propietarios de medios de comunicación, el embajador Shapiro de los Estados Unidos y el embajador Viturro de España. 
      2) El golpe se produjo en medio de una bestial campaña desestabilizadora, adelantada tanto en el interior del país como en el exterior, coordinada al detalle entre diversos factores de la región. El gobierno norteamericano se involucró con un trabajo directo sobre la institución castrense. Con tecnología de punta en materia de información e interceptación  de equipos claves en las relaciones del propio gobierno, y el empleo de unidades navales y aéreas encargadas de neutralizar la defensa venezolana.
     3) El momento clave de aquel golpe fue la autoproclamación en Miraflores del empresario, Presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona, ante una nutrida representación de la oposición y variados personajes de la alta sociedad. A partir de ese momento se definió la situación. La escogencia de Carmona para ocupar la presidencia de la República  constituyó un grave error, así como el contenido de su discurso, y el anuncio de las primeras medidas a adoptar, todas ellas destinadas a liquidar la Constitución
     4) A partir de ese momento la conjura fracasó. Se produjo la reacción de la joven  oficialidad de la Fuerza Armada y el pronunciamiento masivo del pueblo en las calles repudiando la ruptura del orden constitucional, reclamando la libertad de Chávez y su retorno a la presidencia. El golpe concluyó en olor de multitud, aplastado por la alianza Pueblo/Fuerza Armada, forjada al calor de un sentimiento patriótico y libertario. 
       5) Recuerdo un instante —significativo en lo personal— cuando emplacé por teléfono a un Shapiro descontrolado, desbordado por lo que sucedía, al que le dije que yo tenía conocimiento que su gobierno planeaba sacar a Chávez del territorio nacional y trasladarlo a una base militar norteamericana en Centroamérica. 
Ante el planteamiento, el embajador titubeó. Negó la versión tartamudeando, pero prometió investigar. No sé si lo hizo, mas lo cierto es que Chávez, horas después, era rescatado y retornaba a Miraflores triunfante.
      6) Fue ese el Carmonazo del 11 de abril de 2002. Ahora, 17 años después, se repite aquel episodio golpista, con casi los mismos actores. Con el autoproclamado Carmona II (Guaidó); con la embajada USA; con la Casa Blanca dirigiendo la operación, con la arrogancia imperial de siempre; con la misma partidocracia (ahora con más años y mayor cinismo); con los mismos voceros empresariales, con los obispos de siempre. Pero eso sí: sin los militares apátridas de aquella época, sino con los bolivarianos, y con el mismo pueblo patriota, con más sabiduría y capacidad para resistir.

 CARMONA-2
     El Carmonazo II se produce en el marco de una ofensiva contra Venezuela, si se quiere mucho más agresiva que la de abril de 2.002. De una conspiración sin anclaje popular, salvo el apoyo precario de un sector frustrado por tantos fracasos en su propósito de acabar con el chavismo y derrocar a Nicolás Maduro. Incluso, apelando a una figura subalterna, sin liderazgo, y limitados conocimientos. 
El golpe chucuto se produce en condiciones adversas. En tal sentido, vale la pena recoger en esta columna el comentario que un gran periodista que durante el exilio, cuando gobernaba Pinochet en su país, vivió entre nosotros y maneja con propiedad la situación venezolana. Se trata de Manuel Cabieses Donoso, quien escribe lo siguiente en reciente artículo de prensa: “En el caso de Venezuela, el Diocleciano yanqui (léase Donald Trump) invirtió las reglas del juego. En vez de crear, primero, las condiciones institucionales mínimas que permitieran designar al fantoche, comenzó construyendo la cúpula de la pirámide. El resultado es un desastre de la teoría y de la práctica política. 
En vez de un gobernante fantoche tenemos en Venezuela un mamarracho al cual ni el policía de la esquina hace caso. Guaidó es un gobernante sin gobierno. No controla comunicaciones, el presupuesto nacional, la policía, las fuerzas armadas, el espacio territorial, marítimo, aéreo, todo en suma está bajo las órdenes del presidente constitucional de la república, Nicolás Maduro. A pesar del reconocimiento instantáneo del imperio y sus gobiernos satélites, él no manda a nadie en Venezuela”… finalmente Cabieses se pregunta: ¿”En qué va a terminar esta astracanada que está viviendo América Latina? Ojalá que el gobierno de Venezuela mantenga la calma y no convierta esta comedia en un drama. Hay que dejar que las payasadas las hagan los Trump, los Pompeos, los Bolsonaro, los Guaidó y los perritos amaestrados del Grupo de Lima. Nosotros seamos serios, por favor”. De acuerdo, Manuel. JVR.

Claves secretas
•  LAS FORTALEZAS del gobierno de Nicolás Maduro, que el presidente Trump subestima son, en primer término, un pueblo maravilloso como el venezolano, inteligente, que capta los cambios y está claro acerca de los costos que éstos acarrean. Pueblo histórico que conoce el legado que encarna. Pueblo valiente y politizado, que no se acobarda y tiene una profunda noción de patria…
•  LUEGO ESTÁ lo que hoy representa para el pueblo la Constitución vigente, la bolivariana del 99. Nunca antes la Constitución tuvo tanto respaldo y fue leída con tanto interés. Se instaló en el corazón de la colectividad que la maneja con celo y singular conocimiento. Creo que no hay otro pueblo en el mundo que haya interiorizado con tanto fervor su Constitución. De ahí que reaccione con vehemencia cada vez que siente que está es amenazada…
•  EN ESTE mismo orden, cabe señalar el papel de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, una institución distinta  a otras de la región, vinculada a un proceso de cambio social y político de fondo. Con una lealtad que no admite dudas, como ha quedado demostrado, sin fisuras, sin vacilaciones…
•  TAMBIÉN HAY que señalar la existencia de un poderoso partido, el PSUV, con un fuerte liderazgo, y un Gobierno con un conductor con vasta experiencia, corajudo, pragmático y, al mismo tiempo, idealista, rara combinación que asume con habilidad Maduro…
•  POR ESO que a medida que avanzan los acontecimientos que desató el imperio, es decir, la Casa Blanca, secundada en Venezuela por dirigentes traumados por continuas derrotas, lo  sucedido tiene la connotación de una chapucera aventura del gobernante norteamericano y de dirigentes políticos criollos repudiados por la colectividad nacional. Que no evalúan lo que representan estos datos y se equivocan al considerar que se trata de asuntos de poca monta, cuando resulta ser todo lo contrario…
•  TRUMP y su equipo asesor de halcones, caracterizado por la ignorancia y por restarle importancia a realidades que desprecian, avanzan —no solo en el caso venezolano—, sino en el mundo entero, por senderos equivocados despertando reacciones adversas. En Venezuela han topado con un hueso duro de roer. El tiempo, que es un implacable juez en situaciones críticas, dictará su veredicto oportunamente. Por eso que lo recomendable es un accionar paciente y no caer en provocaciones.-
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS