Un tradicional salto al río para celebrar el Año Nuevo en Italia

Cuatro romanos se lanzaron sucesivamente desde lo alto del Puente Cavour, sobre el río que atraviesa la Ciudad Eterna, para celebrar la entrada de 2020, a las 12h00 en punto hora local.

Por:  AFP

Envueltos en banderas italianas y con globos tricolores verde, blanco y rojo, una media docena de italianos realizaron este miércoles el tradicional salto de Año Nuevo al río Tíber en Roma, informaron periodistas de la AFP.

Cuatro romanos se lanzaron sucesivamente desde lo alto del Puente Cavour, sobre el río que atraviesa la Ciudad Eterna, para celebrar la entrada de 2020, a las 12h00 en punto hora local.

Uno de los primeros en realizar este salto fue Maurizio Palmulli, apodado "Mr Ok", un veterano de 67 años. 

Este hombre de cabello blanco, de piel bronceada y adornada con tatuajes, se lanzó por 32º año consecutivo al río, donde normalmente no se baña ningún habitante.

Decenas de seguidores y curiosos se apelotonaron en el puente para animar a los bañistas, entonando el himno italiano, en una tradición que se remonta a 1946.

Tras planear en el aire, Maurizio Palmulli saludó al público entusiasmado desde una lancha de los bomberos, desplegados para recoger del agua a estos valientes nadadores, que se atrevieron a saltar con unas temperaturas de no más de 10 ºC 

"Ha ido muy bien", declaró Palmulli, que estimó el "día magnífico, incluso si el agua estaba un poco fresca". Este veterano dijo que quería "dedicar este salto a todos los padres, a las mamás y los papás, para que puedan, viendo nuestros saltos, incitar a sus hijos a hacer más deporte y tener una vida más social".

Poco después, fue el turno de Valter Schirra, cuyos seguidores lanzaron tras él una enseña italiana.

Varios botes de remo, deporte muy practicado en el Tíber, el tercer río más largo de Italia, asistían al espectáculo.

Valter Schirra consideró que había realizado "una zambullida realmente espectacular", y dijo que estaba impresionado de haber "saltado en medio de un museo al aire libre, algo único". El bañista también tuvo palabras para el público: "Esto llega al corazón y al ama. Roma es genial y ustedes son extraordinarios".

Marco Fois, por su parte, tenía miedo de tener frío, teniendo en cuenta que el día había comenzado apenas por encima de los 0 ºC, pero "este evento te alienta y te ayuda a no sentir el frío gracias a la participación de la gente", aseguró.

Más Noticias