Un hombre salvó a su hija de 4 años de un caimán de 4 metros

Luego del incidente, que ocurrió en Texas, el reptil fue capturado por un especialista y llevado a un refugio.

Por:  Agencias

Andrew Grande no dudó antes de entrar en acción cuando vio a un enorme caimán que se dirigía a su hija de 4 años.

"Cuando lo vi por primera vez, lo único en lo que pensaba era en llegar a mi hija, sacarla del camino", dijo. "Cuáles eran sus intenciones, no estoy 100% seguro, pero no iba a averiguarlo".

La niña estaba con su hermano y una niñera junto a un canal detrás de su casa en  League City, Texas, a finales de julio, dijo Grande a CNN. Estaban pescando y atrapando cangrejos. Cuando su padre vio al caimán de 3,5 metros dirigiéndose hacia ellos, dijo que salió corriendo, cargó a su hija y llevó a la niñera y a su hijo hacia la cerca de su casa.

Él dice que luego arrojó a su hija sobre la cerca a un lugar seguro cuando el caimán se acercó a sus pies.

"Fue, con mucho, el más grande que hemos visto, y de hecho, nunca habían hecho esto antes. Por lo general, mantienen su distancia, simplemente pasan", dijo el valiente padre. 

El caimán medía  3,5 metros y pesaba cerca de 270 kilos, dijo Grande.

"Era tan grande que si hubiera saltado hubiera roto la valla, era así de pesado", dijo.

Pero cuando el padre cruzó rápidamente tras la cerca de su casa, el caimán se retiró y regresó varias veces, recordó. "Esto duró por lo menos 20 o 30 minutos", dijo Grande.

Llamó a un agente de conservación, quien dijo que el escenario era inusual, ya que a los caimanes generalmente les gusta mantenerse alejados de las personas. El caimán finalmente desapareció y no hizo otra entrada hasta que la hija de Grande salió a la cerca con su padre.

Pronto, el cazador de caimanes que la familia había llamado se dirigió a la casa y finalmente el animal fue capturado con la ayuda de varias personas.

Cinco horas después lo llevaron vivo y lo trasladaron a Gator Country, donde le dijeron al valiente padre que estaban emocionados de recibir al animal porque habían perdido a la mayoría de sus caimanes cuando golpeó el huracán Harvey.

En algún momento, Grande dice que planea llevar a sus hijos a Gator Country para ver al caimán.

Más Noticias