Un enfermero muestra su impactante cambio tras enfermar de covid-19

“Quería demostrar que puede pasarle a cualquiera”, dijo Mike Schultz

Por  Agencias

Mike Schultz, un estadounidense de 43 años, sorprendió al mundo cuando compartió, a través de su cuenta de Instagram, fotos en la que muestra cómo cambió su cuerpo desde que se contagió de coronavirus y luego de pasar casi dos meses en un hospital, informó El Comercio.

“Quería demostrar que puede pasarle a cualquiera”, le dijo Mike Schultz al sitio BuzzFeed News después de postear imágenes que impactan, en las que queda en envidencia el antes y el después de un cuerpo que se infectó. 

Además de perder 23 kilos, también exhibe cómo cambió su estado anímico. “No importa si usted es joven o viejo, tenga condiciones preexistentes o no. Este virus puede afectarlo”, advierte.

Instagram: @thebearded_nurse

Schultz trabaja como enfermero en San Francisco y no tenía problemas de salud previos que lo pusieran en una zona de riesgo frente al covid-19 . Incluso, solía hacer ejercicio casi todos los días. De acuerdo al sitio estadounidense, fue hospitalizado el 16 de marzo y derivado luego de viajar desde su ciudad hasta Boston donde lo esperaba su novio, el DJ Josh Hebblethwaite, que tenía previsto pasar música en el Winter Party Festival de Miami. Allí fue donde ambos se contagiaron.

Mike estuvo sedado y con una intubación durante seis semanas. Cuando despertó pensó que apenas habían transcurrido siete días desde su arribo al hospital. "Pensé que solo había pasado una semana. Estaba muy débil. Esta fue una de las partes más frustrantes", recordó. "No podía sostener mi teléfono celular; era muy pesado. No podía escribir, porque mis manos temblaban mucho".

Además, dijo que estaba agotado solo de estar parado durante unos minutos y que aquella foto que publicó en las redes le demandó un enorme esfuerzo físico. A su vez, también se vio afectada su capacidad pulmonar. “Estaba gravemente obstaculizada”, describió este enfermero que después de permanecer inconsciente durante un mes y medio en una cama de cuidados intensivos había bajado de 86 a 63 kilos.

De acuerdo al relato de Schultz, en aquel festival en el que contrajeron el virus, hubo al menos otras 38 personas que dieron positivo y tres hombres murieron como consecuencia del coronavirus.

"Sabíamos que estaba ahí afuera", reconoció sobre la actitud despreocupada que tuvo por aquellos días.

"Sin embargo, no hubo restricciones reales. No hubo bloqueos. Pensamos, bueno, tenemos que lavarnos más las manos y tener cuidado de tocarnos la cara. No pensé que fuera tan grave hasta que las cosas comenzaron a suceder. Pensé que era lo suficientemente joven como para que no me afectara, y sé que mucha gente piensa eso".

 

No obstante,  todo se complicó. "A pocos días de llegar a Boston tenía fiebre muy alta y mis pulmones estaban llenos de líquido. Me llevaron de urgencia al hospital, intubado durante más de un mes". A su novio le permitieron hablar con él por videollamada. "Fue como como si estuviera en coma", declaró.

Al publicar las imágenes en la red social, Mike señaló: " Quería mostrarles a todos lo malo puede ser estar sedado por seis semanas conectado a un respirador o intubado . Más allá de otras cosas, el covid-19 redujo mi capacidad pulmonar con una neumonía. Durante ocho semanas estuve alejado de mi familia y amigos. Ahora estoy poniéndome fuerte cada día y trabajando para incrementar mi capacidad pulmonar. Volveré a estar donde estaba de forma más sana en esta ocasión... incluso podría hacer cardio".

 

Además, agradeció: “No hay suficientes palabras para describir lo agradecido que estoy por su ayuda, por el apoyo de mi familia y por los pensamientos y oraciones de muchos de ustedes”. “Aprecio todas sus amables palabras. Todavía tengo meses de recuperación por delante. Estoy tan feliz de poder pasarlo con Josh”.

Más Noticias