Subastan manuscritos de Hitler por 190.000 euros

El presidente de la Asociación Judía Europea (EJA), el rabino Menachem Margolin, condenó enérgicamente la salida a subasta de estos “detestables” recuerdos nazis.

Por:  EFE

Varios manuscritos de discursos del dictador nazi Adolf Hitler fueron subastados este viernes 23 de octubre por la casa de pujas alemana Hermann Historica por casi 190.000 euros.

Entre los manuscritos más solicitados figuran las nueve páginas del discurso pronunciado por el dictador ante futuros oficiales de la Wehrmacht el 18 de enero de 1939 en la Cancillería del Reich, que se vendió por 34.000 euros.

Los otros seis discursos de puño y letra de Hitler se subastaron por entre 12.500 y 32.000 euros.

Entre los objetos subastados figuran asimismo varias ediciones de Mein Kampf, tanto de su biblioteca personal como con dedicatorias de Hitler, que alcanzaron un valor de entre 4.200 y 11.000 euros.

También se vendieron artículos personales del dictador, como elementos de su cubertería y de su vajilla de plata, entre otros servicios de mesa, vendidos entre 900 y 4.600 euros.

Asimismo salieron a subasta objetos personales y manuscritos de otros altos mandos del régimen nazi como Hermann Göring y Heinrich Himmler y el arquitecto y ministro de Armamento de régimen, Albert Speer, así como varias cartas de la cineasta al servicio del régimen Leni Riefenstahl, dirigidas al "Führer", vendidas entre 2.100 y 2.700 euros.

Entre las diversas medallas y condecoraciones subastadas figuran varias cruces españolas, distinción concedida por la Alemania nazi a los soldados de la Wehrmacht que participaron en la Guerra Civil Española en el bando franquista y que alcanzaron un valor de entre 1000 y 2.100 euros.

Un lote con condecoraciones y los libros de vuelo de un miembro de la Legión Cóndor fue subastado por 2.300 euros.

En tanto, el presidente de la Asociación Judía Europea (EJA), el rabino Menachem Margolin, condenó enérgicamente la salida a subasta de estos “detestables lotes” de recuerdos nazis en tiempos en los que Alemania vive un auge del antisemitismo, lamentó.

La puja “desafía a la lógica, la decencia y la humanidad” y contribuye a legitimar “una cultura de entusiastas hacia Hitler”, dijo días antes de la subasta en un llamamiento a no participar en ella.

Ya en 2019, la casa de pujas Hermann Historica fue objeto de críticas por una subasta similar en la que los lotes fueron comprados por el empresario libanés Abdallah Chatila, quien los donó después a Yad Vashem.

Margolin declaró que no hay que confiar en otro milagro como el de Abdallah Chatila, y agregó que en tiempos de pandemia no debe permitirse que “el virus del antisemitismo crezca de forma descontrolada”.

Más Noticias