Restos del Titanic fueron golpeados por un submarino y EE UU lo mantuvo en secreto

Las autoridades nunca revelaron que un submarino contratado por una compañía británica había golpeado el barco hundido.

Por:  Agencias

Los restos del naufragio del Titanic fueron golpeados el año pasado por un submarino, y el Gobierno de Estados Unidos mantuvo el accidente en secreto, según informó este viernes 7 de febrero el diario The Telegraph.

Las autoridades nunca revelaron que un submarino contratado por una compañía de aventuras británica había golpeado el barco hundido, según documentos legales vistos por este diario británico que han sido emitidos por un tribunal competente.

El líder de la expedición admitió el pasado martes que el sumergible Triton de última generación colisionó con el naufragio en julio cuando “corrientes intensas y altamente impredecibles” causaron que el piloto perdiera el control.

Es la primera colisión con el Titanic hecha pública desde que se descubrió el naufragio en 1985.

El líder de EYOS Expeditions confirmó que hubo “contacto” con el Titanic debido a las fuertes corrientes oceánicas, pero insistió en que cualquier daño podría haber sido menor porque el sumergible, mientras está tan bajo, es “esencialmente ingrávido, no es un ariete”.

Las afirmaciones surgieron antes de una batalla judicial histórica para decidir el futuro del Titanic, más de un siglo después de que el llamado barco se hundiera en el Atlántico Norte.

Tumba en el mar

La presión de los familiares, unida a la amenaza concreta del primer proyecto de desguace parcial de la proa con el fin de extraer tesoros del interior, ha obligado a Gran Bretaña y Estados Unidos a firmar un tratado internacional para impedir toda visita no autorizada al pecio del imponente buque, que yace a 13.000 pies de profundidad (más de 4 kilómetros de agua) a unos 600 kilómetros de la costa de Terranova.

El tratado en cuestión, de 2003, pero ratificado a finales de 2019 por Mike Pompeo, concede a los dos países la potestad para autorizar expediciones al pecio hundido o retirar artefactos localizados en su interior. Ya tiene como primer desafío pararle los pies a la empresa RMS Titanic Inc., eventual “administradora del naufragio desde 1993, que se dispone a abrir el techo de una de las cubiertas para extraer objetos, si bien afirma que lo hará «para evitar su destrucción”, según informó The Telegraph y reseñado por el ABC de España.

De momento ya han anunciado que quieren rescatar la radio sin hilos de Marconi que iba a bordo, cerca del puente de mando como se observa en el gráfico que publicamos, y que sirvió para lanzar el mensaje “Save Our Souls”, que hizo famosas para siempre las siglas SOS.

El presidente de RMS Titanic Inc., Bretton Hunchack, declaró que el deterioro del pecio es tan veloz que es hora de poner a salvo “contenidos preciosos” que de otro modo se perderán para siempre.

Muchos descendientes, activistas y expertos temen que, una vez abierta la cubierta del pecio, nada impida rebuscar entre los restos hasta agotar las posibilidades de recuperar joyas, restos de cuadros y objetos de valor o coleccionismo, dando lugar a una verdadera caza de tesoros contra el tiempo. Y piden paz para una tumba en la que permanece el recuerdo de los más de 1.500 náufragos.

Más Noticias