¿Por qué las luciérnagas están en peligro de extinción?

La pérdida de su hábitat,  la contaminación lumínica y el uso de pesticidas parecen estar detrás de la reducción de número de estos insectos.

Por:  Agencias

La pérdida de hábitat, el uso de pesticidas y, sorprendentemente, la luz artificial son las tres amenazas más graves que ponen en peligro a las luciérnagas en todo el mundo, elevando el espectro de extinción para ciertas especies y los impactos relacionados en la biodiversidad y ecoturismo, según un equipo de biólogos liderado por la Universidad de Tufts, EE UU.

Las luciérnagas pertenecen a un grupo de insectos extendido y económicamente importante, con más de 2.000 especies diferentes repartidas por todo el mundo.

Para comprender mejor qué amenazas enfrentan las luciérnagas, el equipo dirigido por Sara Lewis, profesora de biología en la Universidad de Tufts, asociada con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, encuestó a expertos en luciérnagas de todo el mundo para evaluar las amenazas más importantes para la supervivencia de sus especies locales.

Su artículo, publicado en la revista Bioscience, advierte sobre el futuro de estos insectos, destacando amenazas específicas y la vulnerabilidad de diferentes especies en las regiones geográficas.

A los expertos les preguntaron cuáles, personalmente, consideraban las amenazas más importantes para las luciérnagas en su región geográfica. Y estas fueron sus repuestas:

Pérdida de hábitat: es particularmente importante para especies especializadas de luciérnaga, como el Pteroptyx de Malasia.

Contaminación lumínica: la base de su cortejo es un destello de luz rápido y brillante, y cualquier cosa que pueda evitar que se vea claramente ese destello puede causar problemas en la reproducción. Según el estudio, los expertos de Asia Oriental y América del Sur clasificaron este problema como la principal amenaza de luciérnaga.

Pesticidas: debido a que pasan la mayor parte de su ciclo de vida en el suelo, las larvas subterráneas de luciérnagas también son vulnerables a los insecticidas que se encuentran en nuestros céspedes y suelos. Los insecticidas como los organofosforados y los neonicotinoides están diseñados para matar las plagas, pero también tienen efectos fuera del objetivo en los insectos beneficiosos.

A pesar de todo, Lewis sigue siendo optimista sobre el futuro de las luciérnagas: "Aquí en los Estados Unidos, tenemos la suerte de tener algunas especies robustas como las 'Photinus pyralis'. Esos tipos pueden sobrevivir prácticamente en cualquier lugar", dijo.

Más Noticias