Pompeya sigue revelando “sorpresas” en sus delicadas ruinas

La erupción gigante del Vesubio devastó Pompeya hace casi 2.000 años en el año 79 D.C.

Por:  AFP

El célebre sitio arqueológico de Pompeya reluce este martes 18 de febrero, luego de finalizar un proyecto masivo de mantenimiento de cinco años destinado a apuntalar las delicadas ruinas a la sombra del Vesubio, de donde siguen apareciendo magníficas sorpresas.

La labor de reforzar muros, reparar estructuras colapsadas e incluso excavar áreas vírgenes del parque de 44 hectáreas, Patrimonio de la Humanidad desde 1997, no se va a detener.

“Es una lugar frágil y por lo tanto hay que prestarle siempre atención, esa labor nunca se debe detener”, explicó Massimo Osanna, superintendente especial de Pompeya, durante un recorrido por el sitio organizado con un grupo de periodistas.

Gracias a la labor de reparación y mantenimiento, en un 75% financiados con fondos de la Unión Europea, se redujo el riesgo de exposición a los elementos, se reforzaron los antiguos edificios romanos, se restauraron varios famosos frescos y se aumentó la video vigilancia, un punto clave.

Para celebrar la ocasión, que marca la resurrección de Pompeya, el segundo lugar más visitado por los turistas en Italia después del Coliseo de Roma, fueron abiertas tres nuevas “domus”, es decir residencias, entre ellas la “Casa de los Amantes”, cerrada hace 40 años tras el terremoto en Irpinia.

La elegante estructura arquitectónica, de dos pisos, se llama así debido a una inscripción que se encuentra dentro y que se refiere a la dulzura del amor: “Los amantes, como las abejas, desean que la vida sea tan dulce como la miel”.

La erupción gigante del Vesubio devastó Pompeya hace casi 2.000 años en el año 79 D.C., cubriendo todo a su paso con cenizas volcánicas.

Ese sedimento ayudó a preservar muchos edificios así como los cadáveres, muchos de ellos acurrucados en el momento de su muerte frente a la nube de gas a más de 300 grados originada por la erupción.

Descubrimientos extraordinarios

Las otras dos “domus” abiertas al público pertenecían a las clases altas, la “Casa de los Huertos”, con magníficos frescos de árboles frutales y pájaros y la "Casa de la Nave Europa", con un boceto en forma de graffiti de una grande embarcación.

Después de las polémicas en 2013 por las condiciones en que se encontraba el inmenso parque arqueológico, con derrumbes, robos y hasta saqueos de la Camorra, la mafia napolitana, y que la UNESCO amenazara con eliminar el sitio de la lista del Patrimonio Mundial, Pompeya ha recuperado su esplendor.

Paralelamente a las labores para su mantenimiento se realizaron nuevas excavaciones en áreas que no habían sido exploradas.

“Para que Pompeya sea un lugar seguro, también tenemos que seguir excavando, porque hay lugares sin excavar desde el siglo XIX”, explicó Osanna al referirse a la estabilidad del terreno y a los buscadores ilegales de tesoros arqueológicos.

Las excavaciones recientes en Pompeya han ofrecido hallazgos impresionantes, incluida una inscripción descubierta en 2018 que demuestra que la ciudad, cerca de Nápoles, fue sepultada después del 17 de octubre del año 79 D.C. y no el 24 de agosto, como se creyó por siglos.

Los arqueólogos descubrieron también recientemente un vívido fresco que representa a un gladiador vestido con su armadura que celebra victorioso mientras brota sangre de su enemigo herido.

El fresco fue pintado en una taberna en la que se cree se alojaban combatientes y prostitutas.

“Cuando excavas en Pompeya siempre encuentras sorpresas”, confesó Osanna, indicando el mosaico de Orión desenterrado hace dos años, considerado único y enigmático.

“Si seguimos con los otros proyectos de excavación en áreas nunca antes exploradas, con seguridad los descubrimientos serán sorprendentes”, afirma el veterano arqueólogo.

Más Noticias