¿Podrías trabajar en Chile? Esto es lo que necesitas para ser contratado como extranjero

Cualquier extranjero que desee trabajar en el país andino, deberá adquirir una visa como residente o, en su defecto, el permiso especial de trabajo por su condición de personas extranjeras.

Por:  Virgina Gutierrez

En este artículo explicaremos todos los requisitos, trámites y pasos que debe seguir un venezolano que desea trabajar en Chile: una de las mecas de la migración latinoamericana.

Chile es uno de esos rincones latinoamericanos que no duda en contratar extranjeros cuando demuestran condiciones y deseos de progresar y salir adelante.

Y muchos son quienes tienen en la mira este destino para desarrollarse profesional y económicamente por varias razones: en los últimos años ha tenido un crecimiento sólido y sostenido, tiene un alto índice de calidad de vida, bajos niveles de pobreza, el sistema de salud ha elevado a 79 años la esperanza de vida y el 80% de sus habitantes acceden a internet.

Pero Chile destaca, sobre todo, por su paz social: tiene la menor tasa de homicidios de Latinoamérica y es un lugar muy seguro para vivir y laborar.

Si eres venezolano y te estás planteando la posibilidad de emigrar a Chile, has llegado al lugar indicado. Y si deseas más información, te recomendamos el sitio de gestionalo.net, una de las webs más completas respecto a trámites y requisitos, gestionada por especialistas en la materia.

Requisitos para trabajar en Chile

Cualquier extranjero que desee trabajar en el país andino, deberá adquirir una visa como residente o, en su defecto, el permiso especial de trabajo por su condición de personas extranjeras. La visa concedida, por supuesto, debe estar siempre vigente, ya que puede ser requerida en cualquier momento.

¿Y qué ocurre cuando un empleado extranjero está irregular? Hay dos opciones y ambas tienen que ser realizadas por el patrono: cuando la visa del trabajador extranjero se está procesando, debe pedir una autorización de trabajo con visa de turista (se entrega al instante y tiene una vigencia de 30 días con posibilidad de renovación) o pedir en conjunto con la solicitud de visa un permiso para trabajar.

Dicho permiso se entrega dos o tres meses después de haber consignado su visa en proceso.

Visa sin contrato: estas personas tienen excepción legal

Obtener una visa sin un contrato laboral es posible según lo previsto por la ley solo en ciertos casos, que constituyen una excepción.

Si el extranjero que va a trabajar en Chile es artista, científico, profesor, escritor o una personalidad destacadadel área cultural, no requerirá un contrato para desempeñarse laboralmente en Chile.

Tampoco necesitan una vida de trabajo las personas patrocinadas por instituciones de renombre privadas o públicas o aquellas que efectúan tareas de caridad, publicitarias o educativas.

Así debe ser un contrato de extranjeros con permiso de trabajo

Cabe destacar que el tiempo de vigencia de la visa como residente sujeta a contrato, no puede ser mayor a un año, aunque es prorrogable por períodos continuos o iguales.

Qué es y cómo se obtiene un RUT

Este instrumento llamado Rol Único Tributario (RUT), permite reconocer, localizar y organizar a los ciudadanos mayores de 18 años que desempeñan actividades económicas en Chile. Obviamente, tenerlo es un requisito para trabajar en el país.

Para tramitar el RUT como extranjero deberás presentar el pasaporte y visa de residente vigentes, certificado de inscripción en el registro de extranjeros de Policía Internacional, copia de las páginas del pasaporte donde conste la identidad del solicitante y la vigencia de la visa.

Venezolanos trabajando en Chile

Una vez aclarados los requisitos para desempañarse laboralmente en Chile, habrá que mencionar que hay más de 12 mil venezolanos regularizados en Chile y aunque el 30% de ellos tiene formación universitaria, hay oportunidades laborales para todos.

Se trata ante todo de trabajar y vivir en un país en auge con oportunidades a lo largo y ancho del país, aunque es cierto que Santiago concentra la mayor actividad económica y por ende el mayor número de empleos.

En definitiva, lo más recomendable es informarse sobre todos los requisitos legales y estar atentos a las oportunidades. También es muy recomendable ponerse en manos de profesionales con experiencia comprobable en migración, para que los trámites y el traslado sean más seguros y con mayores posibilidades de éxito.

Más Noticias