¿Plataformas de pago para videojuegos?

De forma similar a los servicios de pago para ver series y películas o escuchar música, algunas plataformas de videojuegos plantean métodos de suscripción como, por ejemplo, pagar una cantidad mensual para poder jugar a toda una serie de títulos a la carta: un 74% de los “gamers” lo querrían.

Por:  EFE

Premium, Prime, Pro, VIP, Gold, Plus… Términos procedentes del inglés que cada vez nos son más familiares. Y es que nombres así, o similares, son los que reciben las modalidades de pago de muchos de los servicios que consumimos por internet.

Algunos ejemplos son Spotify Premium, para música; Amazon Prime, para compras; o Youtube Premium, para vídeos; cuyos modelos de suscripción mensual y/o anual ofrecen ventajas a los usuarios que pagan por un contenido ilimitado, libre de publicidad, sin gastos de envío… etc.

Pero además, también hay otras plataformas que, directamente, no están disponibles de manera gratuita sino que hay que pagar para acceder a sus contenidos como, por ejemplo, Netflix, que exige una suscripción para poder disfrutar de todos sus contenidos de vídeo en lo que existen series, películas o documentales.

Ahora bien, ¿se imaginan un servicio similar, pero para los videojuegos? Pagar al mes y, a cambio, disponer de toda una carta de títulos a los que jugar vía “streaming”, es decir, sin necesidad de descargarlos.

Un 74% de los usuarios prefiere un modelo así a otras opciones de pago como la que propone Google Stadia, según una encuesta de GamesIndustry publicada por Broadband Genie.

Y, aunque, por el momento, tanto la de Google como otras opciones disponibles, no son exactamente esa “plataforma de pago de los videojuegos” que querrían los encuestados, lo cierto es que los servicios “gamer” de suscripción son cada vez más comunes.

HUMBLE BUNDLE.

Empezó vendiendo paquetes de videojuegos, algunos incluso en “paga lo que quieras” (pudiendo elegir el usuario el precio), y permitiendo donar a obras benéficas.

Ahora la plataforma Humble Bundle ofrece varios modelos de suscripción anual y mensual, con distintos precios, que permiten recibir juegos nuevos cada mes.

Eso sí, no es una plataforma para jugar como tal, sino que los títulos podrán incluirse en la biblioteca de otras aplicaciones como Steam o descargarse en el ordenador.

Muchos de los títulos que ofrecen son juegos “indies” no tan conocidos, aunque también incluyen ofertas con videojuegos más populares.

PLAYSTATION NOW.

Aunque parezca, por el nombre, que está diseñado para poder disfrutar de títulos en la consola Play Station 4, lo cierto es que con esta suscripción no será necesario disponer de ella, sino que los videojuegos podrán disfrutarse también desde el ordenador (siempre que usen Windows).

Básicamente, se disfruta descargando su aplicación, teniendo una cuenta en PlayStation Network, y pagando una cuota (mensual, trimestral o anual). Con ello se puede disfrutar de sus más de 700 títulos además de guardar las partidas en la nube para poder continuarlas, aunque el usuario cambie de dispositivo.

XBOX GAME PASS.

En una línea similar a la de Sony, Microsoft ha preparado “Xbox Game Pass for PC”. Ofrece a sus usuarios las ventajas de Xbox Live Gold, una modalidad de pago para acceder a contenidos de internet y otras posibilidades a través de la videoconsola, así como distintos títulos para ordenador y consola.

De nuevo, requiere de un ordenador con Windows y opciones de suscripción mensual, trimestral o anual. Además, los usuarios tendrán otras ventajas, como descuentos en títulos no incluidos en la suscripción, entre otras.

Microsoft también está trabajando en Project xCloud que sería una plataforma de videojuegos totalmente en “streaming”, pudiendo jugarlos en la nube a través de ordenadores, móviles y tabletas.

 Habiendo estrenado su beta en Estados Unidos, Reino Unido y Corea del Sur el año pasado, se expande a nuevos territorios este año 2020.

NINTENDO SWITCH ONLINE.

A diferencia de sus competidoras, Nintendo Switch centra su contenido en su videoconsola híbrida que funciona, tanto en sobremesa como de manera portátil. No hay noticia, por el momento, de que vaya a permitir disfrutar de sus títulos en PC con ningún tipo de suscripción.

No obstante, Nintendo Switch Online sí es un servicio que la propia consola exige para poder disfrutar de determinadas modalidades “online” en los videojuegos, vía suscripción mensual o anual.

Y, al igual que con Sony o Microsoft, Nintendo también incluye otras ventajas para sus usuarios como, por ejemplo, acceder a toda una carta de juegos para las antiguas Nintendo 64 y Super Nintendo, pudiendo jugar a ellos en la propia Switch.

TWITCH PRIME.

De la mano de Amazon, Twitch Prime es una suscripción que otorga al usuario la posibilidad de acceder cada mes a varios videojuegos gratis.

Eso sí, no funciona en “streaming” ni se puede jugar en la nube: hay que descargar los juegos. Pero da lugar a una extensa biblioteca de títulos.

ORIGIN ACCESS.

En la misma línea que Amazon, Origin, es decir, la biblioteca de juegos de EA Games, tiene su versión “Access”, de pago mensual o anual, cuya carta de títulos va creciendo gradualmente.

Además, incluye otras ventajas, como descuentos en otros juegos y compras, o acceder a videojuegos antes de que sean lanzados. Eso sí, descargándolos.

JUMP.

Tal vez, al pensar en un servicio de “streaming” de videojuegos a los que jugar sin descargar, lo normal sea imaginarse los títulos más populares de última generación. Sin embargo, hay alternativas como Jump que, precisamente por centrarse en juegos “indie” que no tienen tantos requerimentos tecnológicos, ha hecho posible este modelo de “jugar en remoto”.

Calificado por la publicación especializada Gamesradar+ como “el mejor Netflix de los videojuegos”, Jump ofrece una extensa carta de títulos independientes por, aproximadamente, 5 dólares al mes, y sin necesidad de que estos estén instalados en los dispositivos de los usuarios. Además, es compatible con las gafas Oculus, entre otras.

SHADOW.

Yendo al lado contrario, a veces lo que el usuario busca es jugar a los títulos más potentes que, muchas veces, requieren un ordenador de elevado coste.

Pero Shadow Ghost tiene algo que ofrecer a ese respecto: basta con tener su “app” y pagar, para poder jugar desde los dispositivos propios (ordenador o móvil), como si en su lugar se estuviera jugando desde un potentísimo ordenador en la nube.

A Shadow lo que se le alquila, es, por tanto, esa consola en internet que ejecuta los juegos.

Pero eso sí, dichos videojuegos no están incluidos en Shadow, sino que el usuario podrá acceder a sus propias bibliotecas de otras plataformas como Steam, Origin o Battle.net, y jugar a través de la “app”.

GEFORCE NOW.

De manera similar a Shadow, Geforce Now es el servicio de Nvidia, la potente desarrolladora de tarjetas gráficas para ordenador.

 GeForce Now permite jugar en la nube a títulos que, nuevamente, habrán de estar comprados por el usuario en Steam, Battle.net y similares, de forma que los requerimientos técnicos no sean un problema.

De momento, en su fase beta, es gratuito, aunque se espera que cuando esté disponible en su totalidad, tenga algún tipo de precio o suscripción. Y, por ahora, disponen de más de 400 títulos preinstalados en la nube.

GOOGLE STADIA.

Como no podía ser de otra manera, Google se ha lanzado a competir en esa carrera por hacerse con el nicho de los juegos en “streaming”.

Stadia ofrecerá a sus usuarios disfrutar de los videojuegos en alta definición y resolución (4K y a 60 fps), de manera remota… Aunque no exactamente al “estilo Netflix”.

Y es que su suscripción mensual no incluirá toda una carta de juegos disponibles solo por pagar la cuota, sino que dará acceso a la plataforma y, después, los títulos deberán comprarse uno a uno en la tienda “online”.

Con la suscripción, solo habrá unos pocos videojuegos disponibles aunque, a falta del lanzamiento de la plataforma, esto todavía podría ampliarse o cambiar. Y es que se espera que llegue a mediados de este 2020.

Más Noticias