Países Bajos devuelve a Etiopía una antigua corona robada

La diadema religiosa desapareció en 1993 y fue hallada en Rotterdam. “Todavía no sé cómo esta corona y los otros objetos fueron saqueados de Etiopía”, dijo el ministro Hirut Kassaw.

Por:  AP

Países Bajos (Holanda)  devolvió este jueves 20 de febrero a Etiopía una rara corona del siglo XVIII que fue saqueada hace dos décadas y posteriormente hallada en el país europeo.

El Gobierno holandés facilitó la entrega con “la creencia de que tiene el deber de restituir esta importante pieza a Etiopía”, informó la oficina del primer ministro Abiy Ahmed en un comunicado que incluyó fotos del premier sosteniendo la corona.

“Este es un día histórico para nosotros”, dijo a The Associated Press Hirut Kassaw, primer ministro de turismo y cultura de Etiopía.

La corona religiosa desapareció en 1993 y fue hallada en Rotterdam. “Todavía no sé cómo esta corona y los otros objetos fueron saqueados de Etiopía”, dijo el ministro Kassaw, agregando que entre los objetos robados hay una cruz.

Etiopía, al igual que muchas naciones africanas, han pedido la devolución de objetos que están en museos y colecciones privadas en todo el mundo. El año pasado, el Museo Nacional Militar de Gran Bretaña dijo que devolvería dos mechones de cabello que se cree eran del emperador etíope Teodoro.

El gobierno holandés dijo el jueves en un comunicado que la corona era propiedad de la Iglesia Ortodoxa Etíope y que desapareció de la Iglesia de la Santa Trinidad en la aldea de Cheleqot.

Por años, la corona estuvo en manos de Sirak Asfaw, un holandés con orígenes etíopes que el año pasado contactó a la cancillería holandesa para hablar de cómo regresar esta importante pieza cultural con la mediación del detective de arte Arthur Brand.

Asfaw “nos dijo que alguien se la dio para cuidarla, pero al darse cuenta de que era de origen etíope se negó a devolverla al dueño y se la quedó 21 años”, dijo el ministro Kassaw.

La corona estará unos días en exhibición en el museo nacional de Etiopía, en la capital Adís Abeba, y luego regresará a su sitio original en la iglesia en Cheleqot, indicó el funcionario.

La ministra holandesa de comercio exterior, Sigrid Kaag, estuvo presente en la ceremonia de entrega.

Más Noticias