Ocultó su fortuna a su familia y al morir dejó más de $ 9 millones a 15 organizaciones benéficas

"Sheila no compartió su voluntad con nadie, solo lo descubrí en los últimos seis meses", indicó un primo, citado por la prensa.

Por:  Agencias

Sheila Woodcock, una abuela de 87 años, residenciada en  Newcastle, en Nueva Gales del Sur (Australia), murió en mayo de 2018, dejó más de 9 millones de dólares (14 millones de dólares australianos) a 15 diferentes organizaciones benéficas, informó el periódico australiano New Castle Herald.

Kent Woodcock, su primo en segundo grado y tutor, reunió el pasado miércoles a los representantes de las 15 organizaciones comunitarias y reveló el acto de generosidad de la fallecida. No fue sino entonces que tanto familiares como amigos de la mujer se enteraron de la cantidad de dinero que poseía.

"Ella no compartió su voluntad con nadie, solo lo descubrí en los últimos seis meses", indicó Kent, citado por el periódico.

En el sitio web de RT se dice que Sheila nunca se casó y no tuvo hijos, por lo que dedicó su vida a compartir con amigos y a viajar. A ella no le gustaba hablar acerca de sus ingresos, "era una mujer reservada, fuerte e independiente", explicó Kent.

Las cantidades y las organizaciones beneficiadas estaban estipuladas detalladamente en su herencia.

En vida, la mujer había apoyado durante mucho tiempo a varias organizaciones, entre ellas 'Guide Dogs NSW/ACT' –a la que hizo donaciones durante 30 años–, insitución que, en una ceremonia, le dio el nombre de 'Woody' a uno de sus cachorros de perro guía, en honor a la benefactora.

Más Noticias