Nuevo "etiquetado" de alimentos y bebidas en México tratará de mejorar nutrición

  México no arranca de cero con esta medida para combatir los altos índices de sobrepeso y obesidad en la población ya que, en noviembre de 2019, entró en vigor una adecuación de la Ley General de Salud, con cambios en varios de sus artículos.

Por:  Xinhua

Los mexicanos tendrán, a partir de octubre, la oportunidad de tomar mejores decisiones alimenticias a través de un nuevo etiquetado, principalmente en aquellos alimentos y bebidas altos en calorías, grasas saturadas, sodio o azúcar, anunciaron este jueves las autoridades.

   Las nuevas etiquetas permitirán que los consumidores evalúen los productos de manera rápida y, además, se han diseñado para que los menores de edad las entiendan con facilidad, explicó en rueda de prensa el director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINS) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) de México, Simón Barquera.

   México no arranca de cero con esta medida para combatir los altos índices de sobrepeso y obesidad en la población ya que, en noviembre de 2019, entró en vigor una adecuación de la Ley General de Salud, con cambios en varios de sus artículos.

   Sin embargo, según explicó Barquera, ese sistema de etiquetado "fue desarrollado por el sistema de la comida chatarra hace 10 años y no hay ningún estudio que demuestre que es efectivo".

   A manera de ejemplo dijo que en ese etiquetado se considera que 90 gramos de azúcar es la cantidad recomendada por día, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 50 gramos como el máximo tolerable.

   El etiquetado que entrará en vigor el 1 de octubre, añadió, se sustenta con alrededor de 20 estudios y tras una discusión en la elaboración de los nuevos lineamientos.

   "Cuando fueron las discusiones para elaborarlo hubo mucho consenso por parte de todos los grupos interesados en la salud porque advierte sobre exceso de calorías, sodio, azúcares, grasa saturadas y trans", ahondó Barquera.

   Explicó que en Chile, país en el que México se basó para las nuevas directrices de etiquetado, se detectó este tipo de cambios a raíz de la adopción de la política, y sin que afectara a los productores de esos procesados y bebidas azucaradas.

   Con el nuevo etiquetado, "el Estado está cumpliendo con la obligación de dar la información para que la población pueda tomar mejores decisiones", argumentó el científico al enfatizar que a partir de los nuevos lineamientos se podrá advertir de manera veraz, clara y simple, si el producto excede los niveles máximos de contenido energético, azúcares, sodio, grasas y nutrientes críticos.

   Aunque la evidencia científica dice que las causas del sobrepeso y obesidad son múltiples, también es cierto que el consumo de alimentos y bebidas altamente procesados influye.

   El tema del cuidado de consumo y manejo de la llamada "comida chatarra", conocida así por altos niveles en calorías, grasas saturadas, sodio y azúcar, ha resurgido con la pandemia de covid-19, enfermedad que, de acuerdo con las autoridades, se complica, hasta el fallecimiento, en pacientes con hipertensión, diabetes y obesidad.

   México ha confirmado hasta ahora 72.179 fallecidos por covid-19.

   Recientemente la OMS dio a conocer el documento  Cuenta atrás hasta 2023, el cual muestra que el consumo de grasas "trans" de producción industrial provoca alrededor de 500.000 muertes anuales por cardiopatías coronarias. Sin embargo, más de 100 naciones aún carecen de medidas para eliminar esas sustancias nocivas.

   El informe explica que México y otros 14 países acumulan casi dos tercios de muertes vinculadas a la ingesta de grasas "trans" en el mundo.

Más Noticias