Louis Vuitton compró el segundo diamante más grande del mundo

El diamante en bruto de 1.758 quilates, que fue recuperado por Lucara Diamond Corp. en Botswana en abril pasado, es de color oscuro y del tamaño de tu palma. La compañía minera lo llamó Sewelô, que significa “hallazgo raro” en el idioma tswana del sur de África.

Por:  Agencias

Louis Vuitton compró el segundo diamante más grande del mundo, otra señal de las ambiciones de la marca francesa en el mercado de joyas de lujo.

Según CNN, el diamante en bruto de 1.758 quilates, que fue recuperado por Lucara Diamond Corp. en Botswana en abril pasado, es de color oscuro y del tamaño de tu palma. La compañía minera lo llamó Sewelô, que significa “hallazgo raro” en el idioma tswana del sur de África.

Lucara y la compañía HB, un fabricante belga de diamantes, ahora “entran a colaborar” con Louis Vuitton para pulir y fabricar una serie de joyas más pequeñas del diamante Sewelô, según un comunicado de prensa publicado el miércoles 15-E.

“El propósito de esta colaboración sin precedentes entre un minero, un fabricante de vanguardia y una gran marca de lujo será la planificación, corte y pulido de una colección de diamantes del Sewelô”, dijo el comunicado de prensa, y agregó que el “pleno potencial” de la piedra solo se revelará después de haber sido pulida.


La publicación, dijo el sitio web de CNN, no reveló el valor del acuerdo, aunque señaló que Lucara recibiría un pago inicial y mantendría una participación del 50% en los diamantes producidos a partir de la piedra sin cortar. Otro 5% de las ventas resultantes se invertirá nuevamente en las iniciativas comunitarias de Lucara en Botswana, dijo la compañía.

“Estamos encantados de asociarnos con Louis Vuitton, la famosa casa de lujo, para transformar el histórico Sewelô de 1.758 quilates, el diamante más grande de Botswana, en una colección de joyas finas que conmemorará este descubrimiento extraordinario y aportará beneficios directos a nuestra comunidades locales de interés en Botswana”, manifestó la directora ejecutiva de Lucara, Eira Thomas, en un comunicado de prensa.

La compra de Louis Vuitton es solo el último movimiento que su compañía matriz, LVMH, ha tomado en el mercado de joyería de lujo. El conglomerado también posee la marca de joyería italiana Bulgari y los relojeros TAG Heuer y Hublot, y en noviembre adquirió el icónico joyero de Nueva York Tiffany & Co. por más de US$ 16.000 millones.

Cuando se descubrió el diamante Sewelô el año pasado, tomó el título del segundo más grande en la historia, desplazando al poseedor anterior del título: un diamante de 1.111 quilates, llamado Lesedi La Rona, que fue desenterrado de la misma mina en Botswana.

Más Noticias