La tecnología libre para que podamos ser nosotros mismos más libres

Por:  Isrrael Guerra

La tecnología que todo lo engulle, en ocasiones, nos parece que más que ofrecernos libertad nos atrapa en sus redes y nos hace dependientes de ella. Sobre todo, cuando esa tecnología esta supeditada a una marca o multinacional concreta que no permite su uso sin un pago previo, ya sea mediante una serie de plazos o cuotas o con un desembolso completo e instantáneo.

En este sentido, podemos citar las condiciones de dependencia que se establece entre un usuario de telefonía móvil y la empresa con la que contrata los servicios. Afortunadamente, existen empresas como Movical.net que ofrecen una dilatada experiencia en las liberaciones de todo tipo y marcas de móviles, de forma sencilla y cómoda, pues el cliente que así lo decida lo podrá realizar desde la comodidad de su casa, sin tener que desplazarse a ninguna oficina o establecimiento.

La empresa Movical.net lleva trabajando en la liberación de móviles desde el 2004 con un procedimiento que destaca por su propia sencillez, pues todo se realiza vía mail, solo tiene que elegir el modelo y marca y después recibir el código que libera el teléfono y aplicarlo. De este modo quedará libre para volver a utilizar su smartphone con cualquier otra compañía que le ofrezca un mejor trato.

Eso precisamente significa liberar un móvil, tener la libertad de poder usar tu actual smartphone con cualquier operador de dentro o de fuera de nuestras fronteras, y es que una de las mayores y más efectivas “trampas” que preparan las compañías de telefonía es ofrecer precios baratos o incluir la compra de un teléfono móvil en un paquete promocional para que tengamos la obligación de estar con ellos un determinado tiempo, la conocida permanencia.

Pero, y aquí viene el “engaño”, cuando termina ese periodo de permanencia descubrimos que no se puede utilizar ese smartphone con otra compañía de telefonía, obligando en muchos casos por desconocimiento a seguir con la misma empresa que nos vendió el dispositivo.

El método más conveniente para liberar celulares es recurriendo a un servicio profesional que realice estos trabajos con el método IMEI, como es el que hemos relacionado al principio de este artículo. Movical.net nos ofrece esta solución con la que conseguimos liberarlo, pero sin romper la garantía, es decir, no se daña el software ni tampoco el hardware.

Y es que de este modo se ahorra al elegir libremente la mejor oferta con el operador que se prefiera, eso significa que no se  va a pagar ni un euro de más. El IMEI no es otra cosa que la identidad internacional del equipo móvil, un código USSD (Datos de Servicio no Estructurados) pregrabado en los smartphones GSM, que identifica el celular de forma específica y exclusiva, y, además, se transmite por la red cuando se conecta a ella.

 La libertad que produce la tecnología

Hechos como los narrados en el punto anterior nos ofrecen una oportunidad, un soplo de aire fresco en relación a la opresión que cada día venimos sufriendo desde las grandes corporaciones, que nos ofrecen productos tecnológicos solo con el objetivo de hacerse imprescindibles, sin que en realidad avancen en una ayuda sustancial para las actividades de las personas.

Es tal la oferta que existe en este momento de productos tecnológicos que nos sentimos abrumados, perdidos, saturados incluso. Afortunadamente, el soporte tecnológico actual va más allá de la ayuda que nos pueda proporcionar los teléfonos móviles, pues también podemos usarlo para actividades diarias que nos proporcionen libertad de movimiento, desbloqueos a situaciones difíciles, sin la carga de una compañía exigiéndonos unos gastos o un consumo.

Las pulseras inteligentes son buena prueba de esto que decimos, los smartwatch ofrecen diferentes formas de ayudar a su portador. Cómo hagamos uso de esta herramienta dependerá directamente de nuestras necesidades, desde los deportistas a las personas de la tercera edad, un sinfín de posibilidades se suman a una nueva forma de entender la cooperación entre tecnología útil y el ser humano.

La robótica, la inteligencia artificial, el internet de las cosas, que pretende intercomunicar a los objetos que tenemos en nuestro propio hogar para que aprendan los usos y costumbres de los seres humanos y nos hagan más cómodo y confortable el tiempo que estemos en el hogar, son solo algunos de los ejemplos de la tecnología que está por llegar, realmente útil y favorable, que nos proporcionará tiempo para que podamos disfrutar plenamente de la libertad que anhelamos y no tenemos.

La información útil para acceder a la tecnología que nos ayuda

Como vamos viendo, el acceso a la tecnología es cada vez más rápido, sencillo y barato, solo debemos saber diferenciar entre aquella tecnología que nos ofrece libertad o aquella que nos limita, esclavizándonos, a la larga. Para saber dónde está la diferencia, cuál es la más conveniente para nuestra vida cotidiana, debemos acceder a los medios de información más completos, actualizados y veraces en este sentido.

Esta información se encuentra accesible en estos momentos desde nuestros ordenadores con revistas digitales de gran prestigio informativo, como puede ser grandes medio.com al que puedes acceder a través del enlace sugerido en el párrafo anterior.

Con unos buenos enlaces a la información más fiable que nos ofrece internet estaremos en una posición inmejorable para conocer, entender y adaptar a nuestro modo de vida todo lo que vaya apareciendo en el ámbito de lo tecnológico y nos resulte útil.

En una sociedad cada vez más dependiente de los aparatos tecnológicos y de los avances en esta materia, estar actualizados puede representar la diferencia entre vivir abajo, sometidos, enjaulados, abrumados por el exceso de oferta o estar arriba, conociendo y aceptando, manejando e incluso formando parte de los procesos productivos o informativos de todo este campo que no deja de crecer y que cada vez tiene más ámbito de acción entre los seres humanos.

Internet y revistas digitales como la referenciada nos ofrecen un magnífico punto de apoyo para no solo mantenernos a flote, sino para saber remar a favor de la corriente y sacar beneficios de lo que sin duda será el futuro.

Más Noticias