La justicia negó a una mujer tener un hijo con el esperma congelado de su marido fallecido

La jueza del caso --en Argentina-- sostuvo que  "autorizar el proceso hubiera afectado los derechos del difunto”.

Por:  Agencias

En Buenos Aires una mujer solicitó en los tribunales utilizar el esperma de su esposo muerto para tener un hijo. El hombre --al que se denominó T para proteger su identidad-- había congelado esperma ante un tratamiento de quimioterapia. De hecho su esposa es quien en la actualidad abonaba el mantenimiento del lugar.

Desde la Justicia la magistrada a cargo negó el pedido basándose en que no estaba el consentimiento del fallecido para tener un hijo. El médico del hombre muerto le había recomendado congelar el semen frente a la pérdida de la capacidad reproductiva tras el tratamiento .

La mujer solicitó a la justicia civil el permiso para la práctica, que se denomina Fertilización Post Mortem (FPM), aunque el fallo que se emitió el mes pasado fue negativo para ella.

Desde el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Número 7, la jueza Myriam Cataldi señaló:  "No hay consentimiento informado expreso del cónyuge para autorizar la Fertilización Post Mortem",  informó TN.

Para la jueza, autorizar el proceso hubiera afectado “a todas luces, los derechos personalísimos del difunto, entendidos como aquellos que están íntimamente ligados con la persona y que son, por naturaleza, inherentes a ella y su dignidad, a la vez que intransmisibles”.

Y a pesar de que la mujer “se encuentra pagando mensualmente el abono a fin de mantener la criopreservación de gametos”, el fallo ratifica que ninguna decisión personalísima puede ser tomada “sin la opinión ni actuación de su titular”.

Más Noticias