Investigan cómo inhibir un tipo de leucemia

Este hallazgo podría abrir la puerta en el futuro a una diana terapéutica para combatir esta y otras enfermedades de la sangre.

Por:  EFE

Un equipo internacional de investigadores descubrió -en ratones- un mecanismo que consigue inhibir un tipo de leucemia, un hallazgo que podría abrir la puerta en el futuro a una diana terapéutica para combatir esta y otras enfermedades de la sangre.

En la investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista Scientific Reports, participaron  científicos de varios centros españoles e italianos, informó el pasado jueves 12-N  el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Csic).

El trabajo permitió identificar un mecanismo que inhibe la progresión de un tipo de leucemia -la leucemia linfoblástica aguda de células B-.

Los investigadores demostraron  que cuando una infección inactiva un gen (el PAX5) se produce una mayor producción de una proteína (la IL-6), que a su vez promueve el desarrollo de ese tipo de leucemia.

Las leucemias linfoblásticas agudas de células B son cánceres de la sangre causados por la pérdida del control sobre la proliferación o la diferenciación en el desarrollo de esas células, que son glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario adaptativo y segregan anticuerpos para enfrentarse a los patógenos.

La relación entre ese gen (el PAX5) y esa proteína (IL-6) es clave para la correcta formación de la sangre y de las células B, han subrayado los investigadores.

Cuando las células se ven expuestas a infecciones, se puede desencadenar una reacción inflamatoria, y esta puede alterar la relación entre este gen y esta proteína y contribuir, en diferentes etapas, a la progresión de las células.

“El gen PAX5 es posiblemente es uno de los factores de transcripción más importantes necesarios para el correcto desarrollo de las células B, y puede estar involucrado en leucemia linfoblástica aguda de células B en diferentes etapas de la enfermedad”, explicó el investigador del Csic, Isidro Sánchez-García, del Centro de Investigación del Cáncer (CIC-Ibmcc).

En este nuevo modelo desarrollado por los investigadores se ha logrado retardar el inicio de la leucemia de células B al regular la citada proteína en los ratones de experimentación, y además, al inhibir esa proteína en ratones que ya tienen leucemia linfoblástica, esas células leucémicas desaparecen, indicó el investigador.

Junto al grupo de Isidro Sánchez-García, del Centro de Investigación del Cáncer (CIC-Ibmcc), en el estudio trabajaron los laboratorios dirigidos por César Cobaleda del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid); Carolina Vicente Dueñas del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca ; y Gianni Cazzaniga, de la Universidad de Milán.

Más Noticias