Internet, una herramienta útil y cómoda para comprobar antecedentes judiciales y penales

Las instituciones y entidades públicas y privadas tienen un gran apoyo en internet que les ayuda a optimizar su tiempo.

Por:  Sara Dominguez

Internet ha transformado por completo nuestras vidas en las últimas décadas. Por lo general, realizar gestiones en el día a día es mucho más cómodo de la mano de la red de redes, que ha abierto una ventana de oportunidades muy amplia.

Las instituciones y entidades públicas y privadas tienen un gran apoyo en internet que les ayuda a optimizar su tiempo, pues muchas gestiones se pueden realizar directamente desde la pantalla de un ordenador o un dispositivo móvil con conexión a internet.

Estas ventajas se extienden también hacia los propios ciudadanos, que ya no se ven obligados a acudir a las sedes físicas de entidades e instituciones, sino que acometer sus gestiones desde casa.

La consulta de antecedentes judiciales, un buen ejemplo de ello

Entre estas gestiones que se han facilitado con el desarrollo de internet aparece la consulta de Antecedentes Judiciales. Estos marcan si la persona en cuestión tiene alguna cuenta pendiente con la justicia, ya sea de carácter administrativo o penal.

La consulta es completamente gratuita, pues es un derecho como ciudadano. Es importante estar al día de esta cuestión pues el certificado que determina que no existe ningún asunto que pueda ser judicializado es básico para cuestiones como contratos laborales, alquileres inmobiliarios o para salir y entrar en determinados países.

Los portales oficiales de la Policía y del Ministerio del Interior en Colombia ofrecen información detallada sobre cómo realizar estas gestiones, pero el trámite es mucho más cómodo desde la web de la Policía, pues desde su buscador se puede acceder fácilmente al documento.

Estas mismas gestiones también se pueden realizar presencialmente, aunque obliga a desplazarse hasta una comisaría en horario laborable, lo que resta el ahorro de tiempo que sí se obtiene con internet.

Una vez se adquiere el certificado que garantiza que no se tienen antecedentes penales o judiciales, este se puede presentar ante cualquier gestión de las comentadas anteriormente.

El SIMIT, más agilidad para consultar sanciones de tráfico

Otra plataforma interesante para ganar en agilidad en estas consultas telemáticas es el SIMIT, el Sistema Integrado de Información sobre multas y sanciones por infracciones de Tránsito. Este sistema tiene su similitud en otros países pero en su caso funciona únicamente para el territorio colombiano y su objetivo es almacenar en una sola base de datos toda la información referida a los conductores que se desplazan por el país.

El organismo encargado de gestionar el SIMIT es la Federación Colombiana de Municipios, pues es a ella hasta donde llegan todas las sanciones de tránsito y por tanto debe actualizar la información.

Se trata de una plataforma muy útil porque es posible hacer frente a las multas de tráfico mediante SIMIT por Cedula, lo que significa que los ciudadanos pueden realizar sus pagos por infracciones al momento que deseen.

El SIMIT tiene una doble utilidad, pues además de facilitar el pago de las multas, ayuda también a que los conductores conozcan en todo momento si está vigente alguna infracción. Hasta su creación, que vino derivada de la aprobación de la Ley 769 de 2002, los conductores desconocían si tenía alguna infracción atribuida a su persona.

Como ocurre con la consulta de antecedentes, esta plataforma online no es la única vía para acceder a la información y hacer frente a las multas, pero sí es la más efectiva, pues con ella se gana tiempo, las comisarías están más despejadas y, en definitiva, es beneficiosa tanto para las instituciones como para la población en general.

Reducir la brecha digital para asegurar la igualdad de oportunidades

Las ventajas que supone internet para optimizar el tiempo de los ciudadanos y las instituciones está fuera de toda duda, pero este asunto tiene también sus matices, pues sigue existiendo una amplia brecha digital que hay que superar.

La brecha digital explica la falta de oportunidades para acceder a esta tecnología, que acaba derivando en ciudadanos de primera y de segunda. La desigualdad ocurre no solo en Colombia, también en países con mayor renta per capita como Estados Unidos o Australia.

En este sentido, es tarea de las instituciones y el gobierno facilitar el acceso a internet y considerar la red de redes como un servicio esencial, pues como vemos, está asociado a cuestiones de importante relevancia.

Con el Covid-19 estamos asistiendo a un proceso que pone de manifiesto esta brecha digital. Con el sistema educativo en el que entran en la ecuación las clases telemáticas, para evitar la propagación de contagios, es muy posible que los alumnos que no tienen acceso cómodo a internet se queden estancados. No existe la misma igualdad de oportunidades y eso es algo a lo que hay que hacer frente.

Colombia atraviesa en estos momentos grandes dificultades para emprender operaciones de calado que habiliten recursos e infraestructuras encaminadas a reducir esa brecha digital, pero es imprescindible aumentar la conectividad y con ello, reducir la brecha digital.

Más Noticias