Fotos / Mire "El abrazo" y las mejores imágenes de animales del 2020

En los premios, otorgados por el Museo de Historia Natural de Londres, participaron 49.000 fotógrafos de todo el mundo. 

Por:  Agencias

Un tigre siberiano cubierto por una luz moteada se para sobre sus patas traseras y abraza un árbol antiguo. Sus ojos están cerrados con fuerza, su boca se dibuja en lo que parece una sonrisa feliz, su mejilla está presionada contra la corteza. Es un momento de pura belleza: los tigres siberianos están en peligro de extinción, pero este, en particular, está en paz.

Por su fotografía de este raro y fugaz momento, llamado El abrazo, el fotógrafo ruso Sergey Gorshkov ganó el prestigioso premio al mejor Fotógrafo de Vida Silvestre del Año, otorgado por el Museo de Historia Natural de Londres.

“Es una escena como ninguna otra. Un vistazo único a un momento íntimo en lo profundo de un bosque mágico”, dijo Roz Kidman Cox, presidente del jurado.

A Gorshkov le tomó 11 meses capturar esta fotografía, capturada con su cámara trampa en el Parque Nacional Tierra del Leopardo, en el Lejano Oriente ruso.

La competencia, que cumple 56 años, abarca 17 categorías de fotografía de vida silvestre que incluyen el comportamiento, el fotoperiodismo y los retratos. Este año, el concurso recibió 49.000 entradas de fotógrafos de todo el mundo. 

Los otros premios

Liina Heikkinen, de trece años, de Finlandia, ganó el premio de la Joven Fotógrafa de Vida Silvestre del Año, la otra gran distinción del concurso, por su fotografía de un joven zorro devorando un ganso mientras volaban plumas blancas en medio del frenesí, que capturó en la isla de Lehtisaari en los suburbios de Helsinki.

La fotógrafa de National Geographic, Kirsten Luce, ganó el premio por una imagen única de fotoperiodismo por su fotografía de un oso polar cautivo actuando con bozal en un circo ambulante ruso. 

“Sabía que esta imagen conmocionaría y sorprendería a nuestros lectores porque los osos polares se utilizan con tanta frecuencia como un símbolo icónico de conservación”, dijo Luce.

El fotógrafo Paul Hilton también ganó por su trabajo sobre la explotación de la vida silvestre. Su proyecto sobre el comercio mundial de vida silvestre, que incluye una foto de un mono encadenado en la trastienda de un mercado de aves de Bali, recibió el premio a la historia de fotoperiodismo.

Un joven mono probóscide macho cierra sus párpados azul pálido. La fotografía, capturada por Mogens Trolle de Dinamarca, ganó en la categoría de "retrato de animales".

Una rana de vidrio Manduriacu se alimenta de una araña en el noroeste de Ecuador. Esta fotografía, de Jaime Culebras de España, ganó en la categoría “Comportamiento: anfibios y reptiles”. Las ranas de cristal son especies clave: juegan un papel crucial en el mantenimiento del equilibrio de su ecosistema.

José Luis Ruiz Jiménez ganó la categoría de comportamiento de las aves por su retrato íntimo de un padre somormujo alimentando a su polluelo. Esta imagen la capturó en una laguna en el oeste de España.

La fotografía de Frank Deschandol de dos avispas a punto de entrar en sus nidos ganó el premio en la categoría de comportamiento de invertebrados. 

El fotógrafo Shanyuan Li tardó seis años en capturar esta rara imagen de una familia de gatos de Pallas en las remotas estepas de la meseta del Tíbet de Qinghai en el noroeste de China. La fotografía ganó el premio en la categoría de comportamiento de mamíferos. Estos pequeños felinos son normalmente solitarios, difíciles de encontrar y en su mayoría activos al amanecer y al anochecer.

Songda Cai, de China, ganó el premio de fotografía submarina por esta foto de una pequeña paralarva de calamar de espalda de diamante revoloteando en las aguas profundas durante una inmersión nocturna en la costa de Anilao en Filipinas.

Alex Badyaev fotografió a este papamoscas cordillerano fuera de su refugio en el frente de las Montañas Rocosas de Montana. La foto ganó por vida silvestre urbana.

Alberto Fantoni de Italia ganó el premio Rising Star Portfolio (Portfolio emergente) por su trabajo documentando aves en el Mediterráneo. En esta imagen, en los escarpados acantilados de una isla de Cerdeña, un halcón de Eleonora macho lleva comida a su pareja.

Más Noticias