Fomentan los juegos tradicionales en el colegio para alejar a los niños del sedentarismo

El propósito es hacer que esta generación "se mueva más" y se aleje un poco de celulares  y computadoras.

Por:  Agencias

Antes los niños jugaban más tiempo en la calle. Pasaban más tiempo moviéndose y sin quererlo, también practicaban ejercicio. Ahora, el estilo de vida de los niños es más sedentario y pasan más tiempo frente a las pantallas con consecuencias para su salud como es, por ejemplo, la obesidad infantil.

Para dar solución a este déficit de actividad física, el gobierno de Francia ha anunciado que a partir del próximo curso quiere que los colegios tengan al menos media hora al día de actividades deportivas, con iniciativas como fomentar los juegos tradicionales.

Así se anunció coincidiendo con la Semana Olímpica y Paralímpica que se celebró a comienzos de mes en París, dedicada a la promoción del deporte y de sus valores en los colegios de Francia.

"No pretendemos crear una generación de deportistas de alto nivel. (...) Nuestra responsabilidad es hacer que esta generación se mueva más. La escuela es el mejor lugar para tener un impacto", indicó el presidente del Comité organizador de los Juegos de 2024, Tony Estanguet, en el diario "Le Parisien".

Según su comité, el 87% de los adolescentes franceses practican menos de una hora diaria de actividad física. En 40 años, los jóvenes han perdido el 25% de su capacidad cardiovascular, y dos de cada diez tienen sobrepeso.

La implantación de al menos media hora de actividad diaria será voluntaria para las escuelas y está prevista para los días en los que los alumnos no tengan clase de Educación Física.

Juegos de toda la vida como la rayuela  permite que los niños se entretengan en el colegio y a la vez realicen ejercicio.

Impulsar los juegos de toda la vida

A los profesores se les facilitarán herramientas pedagógicas desarrolladas por expertos en deporte y sanidad y esos 30 minutos podrán dividirse a lo largo de la jornada, para aprovechar, por ejemplo, las pausas entre clases.

El tiempo de recreo se aprovechará para evitar que los alumnos se queden quietos. Según Estanguet, impulsando entre otras actividades los juegos "de antaño" en los patios.

Más Noticias