En Medellín científicos aíslan en laboratorio agente del Covid-19

Al tener el virus "crecido" en el laboratorio, los científicos podrán iniciar investigaciones en varios campos y tener una "aplicación inmediata" en esta pandemia.

Por:  EFE / Foto referencial

Un equipo de científicos colombianos logró aislar en un laboratorio en Medellín el virus SARS-CoV2, avance que permitirá hacer investigaciones sobre medicamentos y tratamientos para combatir la pandemia de Covid-19.

El anuncio lo hizo este lunes 6-A el grupo de investigación de la Universidad de Antioquia, responsable del logro que, a su criterio, "abre muchas puertas hacia la investigación".

Según la coordinadora del grupo de inmunovirología y líder de la investigación, María Teresa Rugeles, el avance consiste en tener ya la capacidad de "cultivar el virus en el laboratorio", luego de haberlo aislado de la muestra de un paciente anónimo.

"Después de dos semanas de intenso trabajo hoy le podemos contar a la comunidad científica y a la sociedad que hemos logrado hacer el aislamiento del virus SARS-CoV2, que es el agente causante de la actual pandemia de COVID-19", aseguró Rugeles en una conferencia de prensa virtual.

Al tener el virus "crecido" en el laboratorio, los científicos podrán iniciar investigaciones en varios campos y tener una "aplicación inmediata" en esta pandemia.

Pruebas de mediamentos   

Según la investigadora, con el cultivo del virus también van "a poder evaluar medicamentos que están actualmente en uso para otras patologías, pero que por su modo de acción pudieran tener la capacidad de inhibir la replicación de este virus".

La científica señaló que en la actualidad hay compuestos para patologías como la malaria o lupus eritematosos que han sido propuestos para tratar a pacientes con coronavirus: "son compuestos que ya tienen un uso médico que podemos probar".

Con este avance científico también podrán evaluar algunos protocolos de protección y desarrollar procedimientos para bloquear la transmisión del virus al "inactivarlo" en herramientas médicas, material quirúrgico y prendas utilizadas por los trabajadores de salud.

Posibles mutaciones  

Para el virólogo Francisco Díaz Castrillón, integrante del grupo investigador y experto en evolución viral, el SARS-CoV2 es "bastante variable y muta rápidamente", por lo que cada estudio contribuirá a su contención.

"Podemos comparar el ARN (ácido ribonucleico) de la cepa original en China con el ARN de la cepa que tenemos en Medellín", señaló el científico, y agregó que esa posibilidad permitirá hacer una "investigación básica" para conocer aspectos como "la velocidad de cambio del virus o la velocidad de mutación" y mejorar diagnósticos.

En ese sentido manifestó que esa investigación la realizarán a lo largo de todo el año con el propósito de verificar, por ejemplo, que los reactivos que están usando para detectar el virus sí se acomodan a la cepa que tienen circulando en Colombia.

Pruebas en células 

El investigador del grupo virología Wbeimar Aguilar Jiménez se encargó de manipular inicialmente la muestra obtenida de un paciente de coronavirus confirmado por el Instituto Nacional de Salud (INS), para empezar el proceso de aislamiento del virus.

"No sabemos realmente si es el primer aislamiento", admitió el científico, quien agregó que han conocido de algunos avances en esa misma línea en China y Estados Unidos.

Explicó que como era poco el conocimiento sobre el SARS-CoV2 trabajaron con "tres líneas celulares" y el virus fue inoculado en células de riñón de mono que estaban congeladas en el laboratorio, que cumple con los protocolos de bioseguridad y un nivel de contención grado tres.

Al tercer día los científicos detectaron unos "efectos citopáticos", es decir, que producto de la repetición del virus estas células empezaron a cambiar, a desprenderse y algunas, a morir.

"Confirmamos que el patógeno que estaba causando esos efectos citopáticos en esas células se trataba del nuevo coronavirus, el SARS-CoV2 que está causando esta epidemia", aseguró Aguilar.

Posteriormente hicieron pruebas de inmunoflorescencia indirecta, con las que reconfirmaron la presencia del virus, y empezaron a reproducir la cepa de manera controlada en el laboratorio.

Más Noticias