El rover lunar de China revela los secretos subterráneos del otro lado de la luna

El resultado demuestra que el subsuelo está constituido esencialmente de materiales granulares altamente porosos, que incrustan rocas de diferentes tamaños.

Por:  Xinhuan

El rover lunar chino Conejo de Jade (Yutu 2, en idioma chino), ha ayudado a los científicos a revelar los secretos enterrados en las profundidades de la superficie del lado opuesto de la luna, enriqueciendo la comprensión humana sobre la historia de la colisión celeste y las actividades volcánicas. Su llegada también ha arrojando nuevas luces sobre la evolución geológica de la luna.

El 3 de enero del 2019, la sonda china Chang'e 4 realizó el primer alunizaje suave en el piso oriental del cráter Von Karman, dentro de la Cuenca del Polo Sur-Aitken, en el extremo más alejado de la luna. Después de su llegada, inmediatamente se desplegó la nave espacial Yutu 2, que utiliza el radar de penetración lunar para investigar el subsuelo que recorre.

Un estudio realizado por un equipo de investigación dirigido por Li Chunlai y Su Yan, expertos de los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China, revela lo que se esconde debajo de la superficie lunar.

Como resultado del efecto de bloqueo de las mareas, el ciclo de revolución de la luna es el mismo que su ciclo de rotación. Es por ello por lo que el mismo lado siempre mira hacia la Tierra.

El equipo de investigación utilizó el radar de penetración lunar de Yutu 2 para enviar señales de radio a la superficie de la luna, alcanzando una profundidad de 40 metros por el canal de alta frecuencia de 500 MHz. Esta resultado representa más de tres veces la profundidad alcanzada anteriormente por el Chang'e 3, enviado a finales del 2013 al lado cercano de la luna.

Estos datos permitieron a los investigadores desarrollar una imagen de la estratigrafía sub-superficial del otro lado de la luna.

"Descubrimos que la penetración de la señal en el sitio del Chang'e 4 es mucho más profunda que la que fue medida por el radar de penetración lunar en el sitio de aterrizaje de la sonda Chang'e 3, en el lado cercano de la luna", precisó Li Chunlai, profesor de investigación y subdirector general de los Observatorios Astronómicos Nacionales.

"El subsuelo en el sitio de aterrizaje del Chang'e 4 es muy complejo. Esta observación cualitativa sugiere un contexto geológico totalmente diferente entre los dos sitios de alunizaje", agregó Li.

"A pesar de la buena calidad de la imagen del radar, a lo largo de la ruta del rover y a una distancia de aproximadamente 106 metros, la complejidad de la distribución espacial y la forma de las características del radar dificultan la identificación e interpretación de las estructuras geológicas y los eventos que generaron tales características", subrayó Su.

Los científicos analizaron la imagen del radar con una técnica tomográfica. El resultado demuestra que el subsuelo está constituido esencialmente de materiales granulares altamente porosos, que incrustan rocas de diferentes tamaños.

 Este novedoso estudio fue publicado en el último número de la revista Science Advances.

Más Noticias