Dos hombres intentaron vender 12.000 millones de contraseñas en Países Bajos e Irlanda del Norte

El sospechoso holandés "está involucrado en la posesión y la oferta de nombres de usuario pirateados y contraseñas y jugó un papel facilitador en lo que respecta a la ciberdelincuencia", agregaron los agentes legales.

Por:  AFP

La policía arrestó a dos hombres en Países Bajos (antes Holanda)  e Irlanda del Norte sospechosos de intentar vender unos 12.000 millones de nombres de usuario y contraseñas robados a través de un sitio web, informó la policía holandesa el viernes.

Un hombre de 22 años fue arrestado en la ciudad holandesa de Arnhem cuando la policía allanó su casa tras una información de una unidad holandesa de crimen cibernético que trabaja con la Agencia Nacional de Crímenes de Gran Bretaña, el FBI y la policía alemana.

Un segundo sospechoso, también de 22 años, fue arrestado en Irlanda del Norte, precisó la policía holandesa en una declaración.

Durante la redada en Arnhem, la policía encontró equipo profesional que hizo posible vender los servicios ofrecidos a los sospechosos a través del sitio web 'Weleakinfo.com', añadió la policía.

El sospechoso holandés "está involucrado en la posesión y la oferta de nombres de usuario pirateados y contraseñas y jugó un papel facilitador en lo que respecta a la ciberdelincuencia", agregaron los agentes legales.

La web mostraba este viernes un aviso que decía: "Este dominio fue incautado" por el FBI en conjunto con las otras agencias policiales europeas.

La policía de Holanda se negó a brincar más información, alegando que la investigación estaba en curso.

'Weleakinfo.com' supuestamente ofrecía acceso ilimitado a toda la información en su web por dos dólares al día o 25 dólares al mes, dijo la cadena pública NOS.

La información era una colección de filtraciones y contraseñas robadas de sitios web y aplicaciones populares como Linkedin y Myfitnesspal.

"En teoría, usted podría buscar cientos o incluso miles de contraseñas filtradas para tratar de obtener acceso a los correos electrónicos de las personas, sus redes sociales y otras cuentas", dijo NOS.

La policía holandesa y británica dirigieron en 2018 una operación en la que cerraron un sitio web vinculado a más de cuatro millones de ataques cibernéticos en todo el mundo.

Más Noticias