Cuentos infantiles para el aprendizaje, la mejor combinación para niños

Los cuentos cortos infantiles son recomendables para los niños porque se trata de una amena lectura.

Por:  Juan Antonio Fonseca Serrano

La lectura siempre se ha defendido como uno de los mecanismos más básicos y esenciales para la educación y el aprendizaje. Prácticamente, todo lo que aprendemos lo hacemos a base de leer libros o bibliografía, en general, que nos transmite la información que necesitamos. Un proceso que comenzamos a poner en práctica desde muy corta edad y que, de hecho, se acentúa en los más pequeños a través de la literatura que leen. Sobre todo, a través de la lectura de cuentos infantiles.

Cuentos Cortos Infantiles de Frases.Top, un buen comienzo

El portal de Frases.Top es un lugar que ejemplifica bastante bien el tipo de contenido de la literatura infantil, sobre todo en lo que respecta a cuentos cortos. Lo que abarca esta web es el material idóneo para comenzar a iniciar a los pequeños en la lectura y, de paso, ayudarles a aprender toneladas de conceptos nuevos sobre el mundo que les rodea. Estas obras para niños son ideales para ellos por muchos motivos, y es que su contenido educativo a veces es hasta difícil de medir por lo elevado que es.

El responsable de Frases.Top, Pedro Antonio Martínez Amaya, psicólogo logopeda especializado en la terapia de lenguaje para niños, es consciente de la importancia de un buen contenido literario infantil. Por eso, en su web ha procurado que haya contenido suficiente para captar el interés de pequeños de todas las edades, como también ofrecerles algo que, además de entretenido e interesante, les resulte útil para mejorar su formación y educación.

Pero, de toda la literatura para niños que se puede encontrar en internet, y más concretamente en la web de este psicólogo que se ha volcado en la escritura, uno de los mejores tipos de obra son los cuentos cortos. Este portal recopila una gran cantidad de ellos, y son, ahora mismo, de lo mejor que los pequeños pueden leer tanto para entretenerse como para formarse. ¿Por qué? Vamos a ahondar en ello.

¿Por qué los cuentos cortos para niños?

La primera razón por la que los cuentos cortos infantiles son recomendables para los niños es porque se trata de una lectura muy amena. Cuando están comenzando a leer, los niños no son capaces de mantenerse leyendo una misma obra durante mucho tiempo, por lo que es aconsejable aprovechar ese tiempo con pildorazos literarios que transmitan un mensaje que les resulte atractivo. Mejor algo corto, pero bien cargado de contenido e intensidad, que algo largo y que resulte demasiado denso. Se acabarían aburriendo.

Por otra parte, este tipo de obras suelen estar marcadas por un mensaje muy claro. Tras sus historias hay algo, una serie de valores o un elemento que se repite constantemente para poder transmitirse con claridad al pequeño. Así, este puede aprender desde conceptos como la amistad, la lealtad o la moralidad, o al menos acercarse a ella. Asimismo, puede ser algo tremendamente útil para descubrir cómo funciona el mundo que le rodea, asimilar formas, entender el funcionamiento de diferentes elementos y un larguísimo etcétera.

Por último, pero no menos importante, está el lenguaje. No solo es claro y sencillo, también se puede aprovechar para introducir algunos términos que vayan ampliando su vocabulario. La lectura es esencial para desarrollar una buena gramática y ortografía, incluso para tener un mayor dominio sintáctico. Estos cuentos cortos lo hacen genial, porque ayudan considerablemente y sin que el niño se dé cuenta de que está aprendiendo a leer, escribir y expresarse mejor.

Lectura, uno de muchos estilos de aprendizaje

Es cierto que estamos dando una importancia total a la lectura como método de aprendizaje, pero sería injusto atribuir todo el mérito de esta faceta a este mecanismo. Lo cierto es que existen muchos estilos de aprendizaje diferentes que encajan de mejor o peor manera con cada niño. Y es que, como se suele decir, cada persona es un mundo, y lo mismo se aplica a esos pequeños que están empezando a descubrir un enorme mundo de posibilidades a su alrededor.

Por lo general, en el campo didáctico y del aprendizaje, se suele decir que hay 5 estilos principales, 5 sistemas que asientan las bases a partir de las cuales surgen todas las ramificaciones que podemos ver en centros de enseñanza y similares. Precisamente dentro de esas ramas es donde encontramos a la lectura, que forma parte de lo que se conoce como el sistema de lectura/escritura.

Puede que esto resulte interesante para profesores, o incluso para padres que quieren asegurarse de que su hijo se desarrolla adecuadamente a todos los niveles. Vamos a ver cuáles son los principales estilos de aprendizaje que existen.

Estilos de aprendizaje principales

Sistema de representación visual, sistema auditivo, sistema de lectura/escritura, sistema kinestésico y sistema multimodal. Estos son los pilares principales del aprendizaje, las 5 bifurcaciones iniciales a partir de las cuales se ramifican todos los métodos que podemos ver a día de hoy en este terreno. Cada uno establece unas pautas que pueden encajar mejor con diferentes tipos de personas, de hecho, vamos a verlos al detalle.

El sistema de representación visual, para empezar, se basa en el uso del contacto visual para transmitir la información, siempre y cuando sea a través de formatos como la imagen, el vídeo y otros contenidos bastante presentes en internet. El siguiente, el auditivo, se centra en la escucha. La memoria auditiva puede ser muy potente, y eso es lo que se aprovecha en este camino. Por otra parte, el sistema de lectura/escritura, como su nombre indica, radica en la lectura de textos y la escritura de los mismos para aprender y memorizar.

Luego quedan el sistema kinestésico y el multimodal. El primero se basa sobre todo en la interacción con el contenido, como puede ser una clase de laboratorio; mientras que el segundo apuesta por una combinación de varios estilos.

Seguir uno u otro puede ser la clave para mejorar el rendimiento del aprendizaje, sobre todo de los niños. Conviene estudiar cada caso en profundidad para conocer cuáles son los métodos que mejores resultados pueden brindar.

Más Noticias