Cómo aprender a tocar la guitarra de forma rápida y fácil

Millones de personas en todo el mundo pueden escuchar la misma canción y, aunque no la entiendan, puede generar profundas sensaciones de placer y alegría

Por:  Alba Forte Martínez

La música forma parte del día a día de las personas. Está presente en el coche, en la calle, en el trabajo, en los centros comerciales, en los bares… Pero hay personas que no solo quieren escucharla, también quieren crearla. Si has decidido dar el paso de aprender a tocar un instrumento, en este artículo del sitio web Planeta Musik se resumen los principales acordes básicos para empezar a tocar la guitarra.

Los beneficios que tiene disfrutar de la música

Sin duda alguna, la música es el lenguaje internacional. Millones de personas en todo el mundo pueden escuchar la misma canción y, aunque no la entiendan, puede generar profundas sensaciones de placer y alegría. Este hecho se puede observar, por ejemplo, en un concierto donde individuos de los lugares más recónditos del planeta se reúnen para disfrutar de la música.

La música une a las personas y, no solo eso, también tiene una gran variedad de beneficios para la salud. Se puede disfrutar en un concierto, en la televisión, bailando, cantando o tocando un instrumento… Las posibilidades son infinitas. Y todas ellas, tienen grandes beneficios para el ser humano.

Disfrutar de la música reduce la ansiedad, funciona como un analgésico natural para disminuir el dolor y mejora ciertos problemas neurológicos. Además, refuerza el sistema inmunitario, favorece la memoria, mejora el estado de ánimo, disminuye la presión arterial y maximiza la retención de información.

¿Cómo disfrutar de la música?

Parece sencillo, pero, para disfrutar de la música al máximo, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones. En primer lugar, hay que leer las letras de las canciones para descubrir su significado y tener una experiencia sensorial más completa. También, es conveniente bailar, ya que este paso es fundamental para aprender a llevar el ritmo.

De igual forma, hay que utilizar la vista. En muchas ocasiones, la música ofrece una sensación aún más placentera si se acompaña del sentido de la vista. Un ejemplo de ello sería escuchar música dentro del coche. Por otra parte, es importante señalar que se pueden tener experiencias muy gratificantes al comer y beber con música, ya que esta provoca unas sensaciones multisensoriales que pueden incluso influir en el sabor de los alimentos.

Para disfrutar de la música también entra en juego el oído. De hecho, es aconsejable prestar atención a los instrumentos, la melodía o el ritmo que tiene la canción. Asimismo, hay que tener en cuenta el contexto, ya que, en función del momento o el estado de ánimo, se disfruta más un tipo de música u otro.

¿Qué consejos hay que tener en cuenta antes de aprender a tocar la guitarra?

Para empezar, es importante tener a la vista la guitarra, ya que si el instrumento se esconde en el fondo del armario difícilmente el individuo se acordará de tocarla. Además, es aconsejable practicar un poco todos los días, aunque sean 15 minutos.

Eso sí, antes de tocar la guitarra, es importante que esté correctamente afinada. Para ello, lo mejor es comprar un afinador o bajarse una aplicación para el smartphone. Con el paso del tiempo, el oído será el mejor afinador, pero se requiere tiempo para entrenarlo.

Por otra parte, es importante que la persona establezca un objetivo. Por ejemplo, si desea tocar heavy metal, ser miembro de un grupo de rock… De esta forma, podrá escoger el profesor, curso, tutorial o academia que le ayude a alcanzar sus objetivos.

No obstante, para los principiantes es conveniente ir poco a poco, aprender lo básico y después encaminarse hacia algo más específico. Por este motivo, es tan crucial contar con una guía. En este sentido, cabe señalar que es importante que el individuo practique material de acuerdo con su nivel. Es decir, si una persona acaba de empezar no debería tratar de aprender canciones con muchos acordes.

Tocar la guitarra: primeros pasos

Es fundamental no tener prisa y realizar los ejercicios despacio, sobre todo al principio. También, hay que establecer una rutina. Es decir, una vez que la persona haya aprendido algo, debe avanzar hacia un nuevo material. De esta forma, irá progresando poco a poco en el arte de tocar la guitarra.

De igual forma, hay que tener en cuenta que lo más importante es que la persona toque lo que quiera, cuando quiera y disfrute de su guitarra. Al fin y al cabo, tantas lecciones pueden ocasionar que pierda el interés en tocar la guitarra. Lo ideal es encontrar un balance entre la diversión y la enseñanza. Para ello, el individuo puede dedicar una parte de su tiempo a aprender nuevas técnicas y después, puede aprovechar el resto del tiempo para improvisar y disfrutar del sonido de su guitarra.

Por otro lado, es crucial observa los errores y aprender de ellos para no repetirlos. Y si el individuo acaba de empezar a tocar la guitarra, es importante que aprenda a controlar el ritmo. Para ello, no es necesario utilizar el instrumento, basta con aprovechar cualquier momento del día y estar atentos a los sonidos para marcar el ritmo.

Más Noticias