Brazaletes, láseres y cámaras térmicas: recursos tecnológicos para controlar el virus en los centros laborales

El virus ha motivado el desarrollo de tecnologías que protegen a los empleados en las compañías. En principio, se aplicaron en Asia, actualmente, han ganado terreno en el continente europeo.

Por:  Nota de Prensa

En los últimos meses, trabajadores de Europa regresaron a sus áreas laborales bajo los protocolos que requiere la nueva normalidad. Ahora, el desarrollo de sus funciones está sujeto a los estándares de seguridad conectados a herramientas tecnológicas que monitorean su actividad y evitan que los centros laborales se conviertan en focos de contagio masivo del Covid-19.

Cada empresa de los distintos países que conforman el viejo continente ha adoptado las medidas que consideran más seguras para cuidar a su personal, y así reactivar la producción. Unos han preferido afianzar sus herramientas en detectar a personas que presenten los síntomas del virus, mientras que otros ejercen mayor interés en que los trabajadores mantengan la distancia necesaria. Entre los elementos que han adherido a sus lugares de trabajos destacan: brazaletes, láseres, cámaras térmicas, entre otros.

En el caso de Reino Unido utilizan el brazalete "Romware Covid Radius" que emite un sonido cada vez que un trabajador irrumpe dentro del perímetro de otro trabajador, quien también porta el dispositivo. “En España, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital creó la aplicación de rastreo Radar Covid, una de las app más descargadas en Apple y Android. Esta permite medir si un usuario ha estado cerca de una persona contagiada durante más de 15 minutos, mediante tecnología Bluetooth de bajo consumo”, explicó Santiago Castellanos, especialista en Sistemas de Reviewbox.es.

El virus ha motivado el desarrollo de tecnologías que protegen a los empleados durante el desempeño de sus funciones. Diferentes dispositivos, sistemas y aplicaciones enfocados en la prevención del contagio se aplicaron en un inicio en Asia, actualmente, han ganado terreno dentro de Europa. Estas distintas herramientas han permitido que las empresas del mundo retomen sus actividades laborales y continúen con su contribución al desarrollo de sus sectores comerciales y económicos.

China profundizó el uso del reconocimiento facial, sistema que ya utilizaba antes de la pandemia. Ahora lo utilizan como un método clave para combatir la propagación del coronavirus. Pues, este sistema permite controlar la temperatura corporal o detectar a las personas que no cumplen las normas de confinamiento ni el uso de mascarillas. En el caso de Corea del Sur aplicaron mecanismos de seguimiento de la infección en los ciudadanos.

Sin embargo, la fiabilidad de estos métodos se mantiene como tema de debate e investigación. Un reporte de los Centros Europeos de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) señaló que la efectividad de los escaneos de la temperatura es más bien "baja". Mientras que la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical (LSHTM) reseñó que los escáneres térmicos detectan menos de uno de cada cinco pasajeros infectados de coronavirus, que llegan a un país después de un vuelo de 12 horas.

Más Noticias