2020 como el año de ascenso definitivo del comercio electrónico

Una encuesta realizada a más de 32.000 compañías señala que los ingresos generales de estas empresas que venden productos a través de internet han aumentado en torno a un 65% durante la crisis de la Covid – 19.

Por  Sara Dominguez

El coronavirus está obligando a medio planeta a quedarse en casa, y al tiempo que ocurres eso, el comercio electrónico está ganando enteros como actividad económica que subsiste. Muchos sectores se han visto forzados a avanzar rápidamente en el proceso de digitalización, y el comercio no podía ser menos.

En Estados Unidos, y en muchos otros países del mundo, la demanda de productos no esenciales adquiridos vía telemática, que es la única posible durante el estado de confinamiento o cuarentena, se ha disparado en las últimas emanas.

Los datos de ACI Worldwide son muy reveladores. La mayoría de categorías de venta de comercio electrónico han experimentado en marzo un crecimiento de ventas del 74% con respecto al mismo periodo del año 2018.

Otro dato significativo es el que aporta Klaviyo, una conocida plataforma de marketing por correo electrónico. Una encuesta realizada a más de 32.000 compañías señala que los ingresos generales de estas empresas que venden productos a través de internet han aumentado en torno a un 65% durante la crisis de la Covid – 19. En concreto, el periodo analizado va desde el 14 de marzo al 17 de abril.

Aumento de la facturación en comercios esenciales

El aumento de la actividad del comercio electrónico no solo se refleja en los sectores no esenciales, sino también en los esenciales. Es de esperar que, debido al cierre obligado de los negocios y la venta presencial, se dispare el ecommerce. Sin embargo, la actividad esencial también ha vivido un fenómeno también curioso.

En argentina, durante las tres primeras semanas de cuarentena, los supermercados tuvieron un crecimiento en la facturación de venta online del 300%, las farmacias también vieron aumentada su facturación, alrededor del 60%. Los productos informáticos igualmente aumentaron sus ventas.

Este fenómeno se explica en base al temor de los consumidores al contagio del virus en espacios que se mantienen abiertos pero que son lugares cerrados, sn ventilación suficiente y donde no siempre es posible mantener la distancia de seguridad.

Avances hacia la digitalización de los pequeños negocios

La situación derivada de la pandemia de la Covid 19 ha obligado a muchos negocios a dar pasos de gigante en la transformación digital. Si hasta la fase previa al coronavirus el comercio electrónico ya acumulaba datos de crecimiento mundiales por años, ahora se ha hecho más presente que nunca la necesidad de estar en la red y ser capaces de ofrecer productos online.

Los pequeños comercios son los que lo tienen más complicado porque no tienen suficiente capacidad para desarrollar esta estrategia. Muchas marcas y empresas generalmente eligen contratar a especialistas en esta materia. En CRISP STUDIO son expertos Shopify Plus: ofrecemos diseño, desarrollo y consultoría para empresas que estén interesadas en lanzar sus tiendas en la plataforma Shopify Plus.

Los ejemplos de pequeños comercios que han visto incrementadas sus ventas de manera exponencial en estos meses son muy numerosos, y en todos los países, si bien el crecimiento en las ventas de productos online está teniendo como grandes beneficiaros a los grandes marketplace.

Los sectores de negocio que más están incrementando sus ventas en estas semanas son los productos relacionados con el hogar y la jardinería, los artículos de ropa deportiva y la comida para llevar.

Un temor que existe en el sector del ecommerce es el referido al transporte y la logística. Si finalmente la venta de productos a través de internet se mantiene con estas cifras una vez que pase la Covid – 19, será necesario reforzar la logística y el transporte, pues ya se están produciendo tensiones en los envíos.

Cómo crece el comercio electrónico a nivel global

El comercio electrónico está transformando por completo el comercio tradicional. La pandemia del coronavirus ha supuesto esa potente gota que colma el vaso y que va a hacer cambiar de manera definitiva la forma de comprar de los consumidores.

En el año 2015, la participación del ecommerce dentro del comercio electrónico mundial era del 7,4%. En 2019, la participación rozó el 12%. Las previsiones para el 2020 apuntaban a un 15,5%, pero muy posiblemente se superen esas previsiones. La pregunta que surge en estos momentos es, ¿una vez se acceda a la nueva normalidad, incluirá esta como el comercio electrónico como actividad económica de mayor relevancia?

Más Noticias